Enfermedades

Virus Zika

¿Qué es la infección por el virus Zika?

La infección por el virus Zika está causada por la picadura de mosquitos de la familia Aedes, principalmente el 'Aedes aegypti', el mismo que transmite el dengue, el Chikungunya y la fiebre amarilla.
En general, necesita un vector (un medio de transporte) para infectar a las personas. Ese vector es el mosquito. Sin embargo, el virus se ha aislado en el semen y la transmisión sexual de persona a persona se ha documentado. Zika se puede transmitir a través de la sangre, pero esto advierten que es un mecanismo poco frecuente.

Hay poca información sobre la transmisión de madre a hijo durante el embarazo o el parto. La transmisión perinatal se ha comunicado con otros virus transmitidos por vectores, como el dengue y el chikungunya. Actualmente, se están realizando estudios sobre la posible transmisión de madre a hijo del virus y sus posibles efectos sobre el bebé. Principalmente, después de que el Ministerio de Salud de Brasil estableciera una relación entre el aumento de los casos de microcefalia en los recién nacidos y las infecciones de virus Zika en el noreste del país. De acuerdo con un análisis preliminar de la investigación llevada a cabo por las autoridades brasileñas, el mayor riesgo de microcefalia y malformaciones parece estar asociada con la infección durante el primer trimestre del embarazo.

Según informa la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus fue aislado por primera vez en 1947 en el bosque Zika en Uganda. Desde entonces, se ha mantenido principalmente en África, con pequeños brotes esporádicos y en Asia. En 2007, una gran epidemia se informó en la isla de Yap (Micronesia), donde se infectó casi el 75% de la población.

El 3 de marzo de 2014, Chile notificó a la OMS que había confirmado un caso de la transmisión autóctona del virus Zika en la isla de Pascua, donde el virus seguía siendo detectado hasta junio de 2014. En mayo de 2015, las autoridades de salud pública de Brasil confirmaron la transmisión del virus Zika en el noreste del país. Desde octubre de 2015, otros países y territorios de las Américas han informado de la presencia del virus - Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guayana francesa, Guayana, Guatemala, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Puerto Rico, Paraguay, San Martín, Suriname y Venezuela-.

¿Cuáles son los síntomas el virus Zika?

Sólo una de cada cuatro personas infectadas con Zika desarrolla síntomas, y en aquellos con síntomas de la enfermedad es generalmente leve. Los síntomas son similares a los de dengue o Chikungunya, que se transmiten por el mismo tipo de mosquito.

Los síntomas más comunes de la infección por el virus Zika son fiebre leve y exantema (erupción en la piel), por lo general acompañado de conjuntivitis, dolor muscular o de las articulaciones y malestar general que comienza 2-7 días después de la picadura de un mosquito infectado.

Las complicaciones neurológicas y autoinmunes son poco frecuentes, pero se han descrito en los brotes en la Polinesia y, más recientemente, en Brasil. A medida que el virus se propaga será posible caracterizar mejor la enfermedad, ya que por el momento se dispone de poca información.

En algunos estados de Brasil donde el virus Zika ha estado circulando en los últimos meses, ha habido un marcado aumento en los casos de recién nacidos con microcefalia. De acuerdo con un análisis preliminar de la investigación llevada a cabo por las autoridades brasileñas, el mayor riesgo de microcefalia y malformaciones se asocia con la infección durante el primer trimestre del embarazo. Las autoridades de salud, con el apoyo de la OPS y otros organismos, están llevando a cabo investigaciones para aclarar la causa, los factores de riesgo y las consecuencias de la microcefalia.

¿Cómo se trata el virus Zika?

El diagnóstico se basa en los síntomas clínicos y las circunstancias epidemiológicas (como brote Zika en la zona o los viajes del paciente a las áreas donde el virus está circulando). Los análisis de sangre pueden ayudar a confirmar el diagnóstico. Algunos (pruebas PCR virológicas) son útiles en los primeros 3-5 días después de la aparición de los síntomas, mientras que otros (pruebas serológicas) detectar la presencia de anticuerpos, pero son útiles sólo después de cinco días.

Una vez que se ha demostrado que el virus está presente en una zona o territorio dado, la confirmación de todos los casos no es necesaria, y pruebas de laboratorio se ajustará a la vigilancia virológica de rutina de la enfermedad.

No hay ninguna vacuna o tratamiento específico para la infección por el virus Zika. Por lo tanto, el tratamiento para todos, incluidas las mujeres embarazadas, consiste en aliviar el dolor, la fiebre y cualquier otro síntoma que incomode al paciente. Para prevenir la deshidratación, se recomienda controlar la fiebre, el descanso y beber mucha agua. No existe una vacuna o medicamento específico para este virus.

¿Cómo prevenir la infección por el virus Zika?

Prevención implica la reducción de las poblaciones de mosquitos y evitar las picaduras, que se producen principalmente durante el día. La eliminación y el control del 'Aedes aegypti'. Se requiere una respuesta integral, que implica la acción en varias áreas, como la salud, la educación y el medio ambiente.

Para eliminar y controlar el mosquito, se recomienda si se vive en la zona endémica evitar que el agua estancada en recipientes al aire libre (macetas, botellas y recipientes que colectan agua) para que no se conviertan en criaderos de mosquitos; cubrir los tanques de agua domésticos para que los mosquitos no puedan entrar; y evitar la acumulación de basura.

Asimismo, limpiar drenajes que podrían acumular agua estancada; utilizar pantallas y mosquiteras en las ventanas y puertas para reducir el contacto con los mosquitos; y dormir con mosquiteras.
Para evitar las picaduras, se recomienda que las personas que viven en las zonas donde hay casos de la enfermedad, así como los viajeros y, sobre todo, las mujeres embarazadas traten de cubrir la piel expuesta con camisas de manga larga, pantalones y sombreros; y usar repelentes recomendados por las autoridades sanitarias, y aplicarlos como se indica en la etiqueta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter