Seguir la dieta mediterránea y tomar aceite de oliva virgen extra en el embarazo aporta beneficios futuros al bebé

Nutrición
Seguir una dieta mediterránea, rica en aceite de oliva virgen extra y suplementada con pistachos, durante el embarazo, se asocia a un menor ingreso hospitalario de los niños durante sus dos primeros años de vida, según se desprende de un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, que viene a confirmar estudios anteriores que ya destacan los beneficios de seguir hábitos alimenticios apropiados durante la gestación.