¿Qué es la fiebre amarilla? | Enfermedades infecciosas

Enfermedades

Fiebre amarilla

¿QUÉ ES LA FIEBRE AMARILLA?

La fiebre amarilla es una enfermedad vírica y hemorrágica, que se transmite de un huésped a otro, mediante la picadura de mosquitos infectados Aedes aegypti. El término "amarilla" alude a la ictericia que presentan algunos pacientes.

PREVALENCIA Y ZONAS DE FIEBRE AMARILLA

Se calcula que cada año se producen en el mundo 200.000 casos de fiebre amarilla que causan unas 30.000 muertes, el 90% de ellas en África. El número de casos ha aumentado en los dos últimos decenios debido a la disminución de la inmunidad de la población, la deforestación, la urbanización, los movimientos de población y el cambio climático. Hay 44 países endémicos en África y América Latina con un total de 900 millones de habitantes en riesgo.

SÍNTOMAS DE FIEBRE AMARILLA

Una vez contraído el virus, la infección puede cursar en una o dos fases. La primera, aguda, suele causar fiebre, mialgias con dolor de espalda intenso, cefaleas, escalofríos, pérdida de apetito y náuseas o vómitos. Posteriormente, la mayoría de los pacientes mejoran y los síntomas desaparecen en 3 o 4 días. Sin embargo, el 15% de los pacientes desarrollan a las 24 horas de la remisión inicial una segunda fase, más tóxica. Vuelve la fiebre y se ven afectados diferentes sistemas orgánicos. La mitad de los pacientes que desarrollan la fase tóxica mueren en un plazo de 10 a 14 días.

QUÉ HACER EN CASO DE SÍNTOMAS DURANTE O DESPUÉS DEL VIAJE

En el caso improbable de que presentara síntomas compatibles con fiebre amarilla (fiebre, ictericia, quebrantamiento del estado general y sangrado) tras haber viajado a un país endémico sin haberse vacunado, debe acudir a un centro especializado donde puedan valorar si está afectado por fiebre amarilla u otra infección importada grave.

CÓMO EVITAR Y PREVENIR LA FIEBRE AMARILLA

No hay tratamiento específico para la fiebre amarilla. La vacunación es la medida preventiva más importante. El control de los mosquitos es otra de las medidas de prevención, eliminando los potenciales criaderos de mosquitos y aplicando insecticidas al agua donde se desarrollan en sus estadios más tempranos.

Deben vacunarse los viajeros que se dirijan a zonas endémicas, y todos los que se desplacen a países que exijan el Certificado Internacional de Vacunación como requisito de entrada. En algunos países la vacunación contra la fiebre amarilla es obligatoria para los viajeros. Los viajeros, en particular de África o América Latina con destino a Asia, deben tener un certificado de vacunación contra la fiebre amarilla. El Reglamento Sanitario Internacional estipula que los motivos médicos para no administrar la vacuna deben ser certificados por las autoridades competentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter