¿Qué es el estrabismo? | Oftalmología y visión

Enfermedades

Estrabismo

que es el estrabismo

 ¿Qué es el estrabismo?

Denominamos estrabismo, cuando los ejes visuales de uno y otro ojo no se dirigen sobre el objeto de interés visual. Es la enfermedad ocular más frecuente en niños pues afecta al 4% de la población infantil. El desarrollo y maduración de la visión monocular y binocular, requiere de un largo aprendizaje que se inicia en el nacimiento y va hasta los ocho años de edad. Los cuatro primeros son de mayor progresión, decreciendo después hasta los ocho.

La recepción, transmisión, integración y elaboración de las sensaciones visuales requiere de integridad anatómica y dióptrica ocular, de conexiones entre los ojos y corteza visual del cerebro a través de la vía óptica así como de un mecanismo de coordinación de los músculos oculares entre los dos ojos, por órdenes que se reciben a través de los nervios oculomotores desde el  troncoencéfalo cerebral.

Los músculos de uno y otro ojo desplazan los globos oculares hacía el objeto que miramos y las imágenes captadas por cada ojo se fusionan en una sola con características de relieve y profundidad, lo que conocemos como estereopsis. El mecanismo de  coordinación muscular permite también que los ojos se mantengan fijos sobre un objeto inmóvil, lo sigan cuando se desplaza y mantengan la fijación sobre el objeto cuando el observador se desplaza.

Cuando falla alguno de estos circuitos y conexiones se produce el estrabismo, dando lugar a  alteración sensorial y motora con mayor repercusión en etapa de maduración visual. La alteración sensorial consiste en que el cerebro anula la visión del ojo desviado para evitar ver doble. Sí esta circunstancia persiste en el tiempo conduce a pérdida de visión del ojo desviado, causando ambliopía u ojo vago y de la relación binocular (fusión y estereopsis).  Cuando el estrabismo es alternante, de uno u otro ojo, no se produce ambliopía, pero si pérdida de  la visión binocular. La alteración motora afecta a la posición estática con déficit y contracturas musculares.

Según la dirección los estrabismos pueden ser: horizontales (convergentes o divergentes), verticales, torsionales o mixtos. Puede afectar a un ojo o ser alternante, presentarse constante o intermitente. El intermitente hasta los seis meses puede considerarse fisiológico dada la inmadurez neurológica del lactante.

Algunos estrabismos son consecuencia de defectos de refracción no corregidos  (hipermetropía, miopía y astigmatismo) como es el caso del estrabismo convergente acomodativo que acontece en hipermétropes. El hipermétrope para enfocar adecuadamente exige mayor esfuerzo de acomodación y convergencia.

Web
Dr. Juan José Rodríguez Ezcurra
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter