Publicado 09/07/2021 09:09CET

Pfizer-BioNTech pedirá a FDA la autorización de administrar una tercera dosis de la vacuna contra COVID-19

Archivo - FILED - 27 December 2020, Bavaria, Germering: A Bavarian Red Cross worker holds a vial of BioNTech/Pfizer vaccine at a vaccination centre. Pfizer and BioNTech are planning to donate 500 million doses of their joint coronavirus vaccine to the US
Archivo - FILED - 27 December 2020, Bavaria, Germering: A Bavarian Red Cross worker holds a vial of BioNTech/Pfizer vaccine at a vaccination centre. Pfizer and BioNTech are planning to donate 500 million doses of their joint coronavirus vaccine to the US - Tobias Hase/dpa - Archivo

Las autoridades sanitarias de EEUU rechazan la propuesta "por el momento"

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las empresas Pfizer-BioNTech han anunciado este jueves que planean solicitar la autorización de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para la administración de una tercera dosis de su vacuna contra la COVID-19, con el objetivo de brindar "una protección aún mayor".

En un comunicado, han explicado que existen "datos alentadores" que publicarán en las próximas semanas sobre la dosis de refuerzo ya que proporciona niveles de anticuerpos neutralizantes de cinco a diez veces más altos cuando se administra seis meses después de la segunda dosis.

"Con base en la totalidad de los datos hasta la fecha, Pfizer-BioNTech ha considerado que una tercera dosis puede ser beneficiosa dentro de los 6 a 12 meses posteriores a la segunda dosis para mantener los niveles más altos de protección", han dicho.

Asimismo, el laboratorio Pfizer también ha informado de que está en fase de preparación de los ensayos clínicos de una vacuna modificada dirigida específicamente a la variante delta, si bien ha especificado que considera que una tercera dosis de la vacuna original sería un mejor antídoto contra la enfermedad y esta variante.

Después de la declaración, las autoridades sanitarias de Estados Unidos han emitido un comunicado conjunto en los que han incidido en que "los estadounidenses que han sido completamente vacunados no necesitan una vacuna de refuerzo en este momento".

"Las autoridades sanitarias --la FDA, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) y los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés)--, participan en un proceso riguroso basado en la ciencia para considerar si podría ser necesario un refuerzo o cuándo y este proceso tiene en cuenta datos de laboratorio, datos de ensayos clínicos y datos de cohortes que puede incluir datos de compañías farmacéuticas específicas, pero no se basa exclusivamente en esos datos", han explicado según recoge CNN.

"Continuamos revisando cualquier dato nuevo a medida que esté disponible y mantendremos informado al público. Estamos preparados para dosis de refuerzo siempre y cuando la ciencia demuestre que son necesarias", han añadido.

Contador

Para leer más