Publicado 29/06/2021 13:23CET

Más de 200 organizaciones piden a la Comisión Europea que apoye la suspensión temporal de las patentes

Archivo - Vacuna
Archivo - Vacuna - JAIR FERREIRA BELAFACCE/ISTOCK - Archivo

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Más de 200 organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo, entre las que se encuentran Salud por Derecho, Médicos Sin Fronteras, Amnistía Internacional, Health Action International y Third World Network, han remitido una carta a la Comisión Europea para expresar su preocupación por el rechazo y el bloqueo europeo a la suspensión temporal de patentes propuesta por India y Sudáfrica para aumentar el acceso a las vacunas Covid-19, y sobre su rol en las negociaciones de la propuesta en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En los últimos nueve meses, recuerda la carta enviada, la propuesta de suspender las patentes ha recibido un apoyo mundial masivo (de más de un centenar de países- y está respaldada por agencias de las Naciones Unidas -incluidas la Organización Mundial de la Salud y ONUSIDA), la comunidad científica, asociaciones médicas, sindicatos, líderes comunitarios y religiosos, legisladores nacionales y regionales, expresidentes, primeros ministros y numerosos premios Nobel.

A principios de junio, justo cuando comenzaba a trabajarse en este organismo la propuesta que India y Sudáfrica habían reformulado para alcanzar un mayor consenso entre todos los países, la UE presentó un texto alternativo con el que ha obstaculizado las negociaciones. Esta propuesta volverá a estar sobre la mesa, junto a la de India y Sudáfrica, en la reunión del Consejo de los ADPIC (acuerdos de propiedad intelectual) de la OMC, que se celebrará este miércoles.

"La Comisión Europea sigue protegiendo los intereses de las compañías en lugar de buscar soluciones que resuelvan el problema, sobre todo en los países con menos acceso a las vacunas. Esto no es solo un asunto europeo, es global, y la Comisión debe escuchar al Parlamento que en la resolución aprobada hace unos días recogió la voluntad de millones de europeos y europeas que quieren apoyar esta suspensión y ayudar así a que las vacunas lleguen a todo el mundo", ha dicho la directora de Salud por Derecho, Vanessa López.

El texto presentado por la Comisión Europea apuesta, entre otros asuntos, por el uso de las licencias obligatorias por parte de los Estados. En la carta, las organizaciones denuncian que se trata de "pseudopropuestas" que no hacen sino crear más confusión y retrasar el debate, al tiempo que recuerdan que las licencias obligatorias ya están recogidas en los acuerdos internacionales sobre propiedad intelectual y que, además, son muy limitadas porque su concesión tiene que abordarse "caso por caso" o "producto por producto".

"De hecho, tradicionalmente, la UE, Estados Unidos y otros países de altos ingresos han desanimado a los países en desarrollo a utilizar las licencias obligatorias. Un procedimiento que sería aún más complejo y lento en plena pandemia", han dicho las organizaciones, quienes advierten de que "centrarse en las licencias obligatorias es un enfoque corto de miras, ya que no aborda los retos que plantean los derechos de propiedad intelectual, como los secretos comerciales, los diseños industriales y los derechos de autor, necesarios para producir vacunas y otras tecnologías sanitarias".

A su juicio, la propuesta de la Comisión Europea revela la 'mala fe' de la UE. "La UE prometió 'solidaridad', pero lo que el mundo ha visto es que trabaja solo para proteger el monopolio de las grandes farmacéuticas a expensas de las vidas y los medios de subsistencia de los países en desarrollo. A pesar del apoyo mundial a una exención de los ADPIC, la UE sigue intentando descarrilar el proceso, con propuestas huecas y sin sentido. Las acciones de la UE van en detrimento del acceso equitativo y prolongarán la pandemia", ha apostillado la coordinadora del Programa de Desarrollo y Propiedad Intelectual de Third World Network, Sangeeta Shashikant.

Mientras tanto, la disparidad de acceso entre los países de ingresos altos y los de ingresos bajos continúa creciendo. Los datos más recientes muestran que los países de renta alta, que representan sólo el 16 por ciento de la población mundial, han vacunado completamente al 28,5 por ciento de su población, mientras que sólo el 0,1 por ciento de los habitantes de los países de renta baja y una media del 7,8 por ciento de los países de renta media han sido vacunados completamente.

"Mientras Europa, Estados Unidos y otros pocos países empiezan, tras extensas campañas de vacunación, a vislumbrar el final de la pandemia la realidad para muchos otros países es otra bien distinta con nuevas variantes provocando un aumento de casos y la falta de acceso a vacunas y otras tecnologías sanitarias agravando la situación y retrasando cualquier atisbo de regreso a la normalidad", ha recordado el asesor de políticas en materia de salud de Health Action International, Jaume Vidal.

Finalmente, as organizaciones que suscriben la carta han pedido a los estados miembros de la UE que presionen a la Comisión Europea para que reconsidere su posición ya que "no ofrecen ninguna solución significativa" para facilitar el acceso equitativo y apoye la suspensión temporal de las patentes.

Para leer más