Actualizado 21/12/2021 17:52 CET

Europa aprueba 'Kineret' (Sobi) para el tratamiento de pacientes con neumonía por COVID-19

Archivo - 03 November 2021, Saxony, Dresden: A medic looks after a patient suffering from coronavirus-related complications at the intensive care unit of the Dresden Municipal Hospital.
Archivo - 03 November 2021, Saxony, Dresden: A medic looks after a patient suffering from coronavirus-related complications at the intensive care unit of the Dresden Municipal Hospital. - Robert Michael/dpa-Zentralbild/d - Archivo

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

Sobi Iberia ha anunciado que la Comisión Europea (CE) ha aprobado la indicación de 'Kineret' (anakinra) para el tratamiento de la COVID-19 en adultos con neumonía que requieren oxígeno suplementario (oxígeno de flujo alto o bajo) que tienen riesgo de progresar a insuficiencia respiratoria grave.

La CE ha tomado esta decisión en base a la opinión positiva del Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP, por sus siglas en inglés) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés).

La COVID-19 puede provocar la muerte debido a una respuesta inflamatoria exagerada de la persona infectada, a menudo denominada tormenta de citoquinas. Se trata de una terapia antiinflamatoria que se dirige a las citoquinas de tipo IL-1a/B, que desempeñan un papel en la hiperinflamación inducida por SARS-CoV 2. El bloqueo de las IL-1a/B antes de la fase hiperinflamatoria puede tener un impacto importante en la progresión de la COVID-19.

La aprobación se basa en los resultados del estudio de fase III 'SAVE-MORE', que ha demostrado que la identificación temprana de los pacientes candidatos con el biomarcador suPAR, seguida del uso temprano de este fármaco, permite una reducción relativa en el porcentaje de pacientes que evolucionan hacia la enfermedad grave y la muerte del 64 por ciento, una disminución relativa del 55 por ciento de la mortalidad, alcanzado el 80 por ciento de disminución relativa de la mortalidad para los pacientes con tormenta de citoquinas. Estos resultados se publicaron en la revista 'Nature Medicine' el 3 de septiembre.

El estudio se basa en el conocimiento de ensayos anteriores y ha demostrado la eficacia de este tratamiento en pacientes que aún no habían evolucionado a una insuficiencia respiratoria grave pero que tenían un mal pronóstico, identificado por un biomarcador plasmático de inflamación.

"En un momento en el que muchos países aún enfrentan una enorme presión asistencial mientras continúan cuidando a pacientes extremadamente enfermos con COVID-19, la aprobación por parte de la Comisión Europea es una buena noticia", ha comentado el director de Investigación y Desarrollo y director Médico de Sobi, Ravi Rao.

"Nuestra aportación a la lucha contra la COVID-19 nos permite cumplir con nuestra misión: convertir la investigación clínica en tratamientos que transformen vidas, poniéndolos a disposición de las personas lo más rápido posible. En el caso del coronavirus, en lograr tratamientos que salven vidas", ha añadido el director general de Sobi Iberia, Pablo de Mora.

Contador

Para leer más