Publicado 20/07/2022 11:52

Empresas.- Europa aprueba 'Xenpozyme' (Sanofi) para el déficit de esfingomielinasa ácida

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea (CE) ha aprobado olipudasa alfa, registrado por Sanofi con el nombre de 'Xenpozyme', como la primera y única terapia para el déficit de esfingomielinasa ácida (ASMD, por sus siglas en inglés), una enfermedad rara de origen genético, progresiva y potencialmente mortal.

El medicamento ha recibido luz verde en Europa como tratamiento enzimático sustitutivo para las manifestaciones no relacionadas con el sistema nervioso central (SNC) del déficit de esfingomielinasa ácida en pacientes pediátricos y adultos con ASMD tipo A/B o ASMD tipo B.

Esta aprobación se fundamenta en datos positivos de dos ensayos clínicos ('ASCEND' y 'ASCEND-Peds') en los que se ha mostrado una mejora notable y clínicamente relevante de la función pulmonar y una reducción de los volúmenes del bazo y el hígado, con un perfil de seguridad bien tolerado.

Por las necesidades médicas no cubiertas de las personas con ASMD, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) ha otorgado a olipudasa alfa la designación de 'PRIority MEdicines' ('PRIME'). También ha recibido designaciones de este tipo por parte de otras agencias reguladoras del mundo.

"Los resultados demuestran que es el tratamiento más efectivo de todos los existentes para las enfermedades lisosomales. Es esfingomielinasa recombinante y permite suplir la enzima de la que son deficitarias las personas con ASMD. Esto supone un cambio radical en su calidad de vida, mejorando de forma muy significativa la insuficiencia respiratoria, disminuyendo las organomegalias, mejorando las citopenias y la patología ósea; y revirtiendo el perfil lipídico, que pasa a ser normal", ha dicho el doctor del servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid), Jesús Villarrubia.

Precisamente, Villarrubia ha sido el investigador principal (IP) del ensayo clínico del nuevo fármaco en España y, como tal, el que más pacientes con déficit de esfingomielinasa ácida ha incluido en el ensayo para adultos de todo el mundo.

'NEXVIADYME', PARA LA ENFERMEDAD DE POMPE

De forma paralela, Sanofi ha obtenido también la autorización por parte de la CE para comercializar 'Nexviadyme' (avalglucosidasa alfa) como nuevo tratamiento para la enfermedad de Pompe, otro trastorno poco frecuente y debilitante por el que la opción terapéutica actualmente disponible ('Myozyme' o alglucosidasa alfa, de la misma compañía) es de 2006.

Este medicamento podrá distribuirse en la Unión Europea como nueva opción terapéutica para la enfermedad de Pompe, una terapia enzimática sustitutiva (TES) para el tratamiento a largo plazo de esta patología, tanto de inicio tardío como de inicio infantil.

"La enfermedad de Pompe es un raro trastorno genético que condiciona un acúmulo de glucógeno en diferentes células del organismo, sobre todo músculos y corazón, por un defecto en la enzima llamada alfaglucosidasa ácida. Cuanto más pequeño es el paciente en el momento del diagnóstico, más graves pueden ser los síntomas. Por ejemplo, los bebés desarrollan problemas que ponen en riesgo su vida. Es una enzima recombinante capaz de reemplazar la función de la alfaglucosidasa ácida en la degradación del glucógeno muscular, ya que ha sido diseñada para interiorizarse en los lisosomas de las células musculares afectadas", ha dicho el presidente de la Asociación Española para el Estudio de los Errores Innatos del Metabolismo (AECOM), Domingo González-Lamuño.

Las dos aprobaciones de la CE ponen de manifiesto que el compromiso de Sanofi con la investigación y desarrollo de soluciones innovadoras para trastornos minoritarios es tan firme como hace 40 años, cuando la compañía inició su andadura científica en este ámbito, siendo la primera en lanzar un medicamento para una enfermedad rara en el mundo.

"Fuimos pioneros en su día y hoy lo volvemos a ser. Una vez más, hemos desafiado los límites de la ciencia y la medicina; y lo hemos hecho convencidos de que las personas que conviven con trastornos tan poco frecuentes como la ASMD o la enfermedad de Pompe deben tener el mismo derecho a que se investiguen terapias innovadoras para su enfermedad que aquellas que tienen una patología más prevalente", ha asegurado la directora general del área de medicina especializada de Sanofi Iberia, Raquel Tapia.

No obstante, ha avisado de que la I+D+i en el área de las enfermedades raras (EERR) "no es un camino fácil". "Varios informes constatan que el año pasado sólo se financiaron en España la mitad de los medicamentos huérfanos aprobados en Europa; un dato muy por debajo de países europeos de referencia como Alemania, Italia o Francia. Tenemos que seguir trabajando para conseguir que los tratamientos innovadores lleguen a quienes los necesitan con la mayor celeridad y de la mejor manera posible", ha argumentado.

Las aprobaciones de los dos tratamientos se han basado en los resultados de los ensayos clínicos 'ASCEND' y 'ASCEND-Peds', para pacientes adultos y pediátricos con ASMD; y 'COMET' y 'Mini-COMET' para personas con enfermedad de Pompe de inicio tardío y de inicio infantil, respectivamente.

Contador

Más información