Publicado 22/06/2022 18:57

Cvirus.- Nuevos datos apuntan que 'Evusheld' (AstraZeneca) previene la progresión de la COVID-19 o la muerte

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los resultados detallados del ensayo de tratamiento ambulatorio de fase III 'TACKLE' han mostrado que 'Evusheld' (tixagevimab y cilgavimab de AstraZeneca, anteriormente AZD7442) proporciona una protección clínica y estadísticamente significativa contra la progresión a COVID-19 grave o la muerte por cualquier causa en comparación con placebo; con el tratamiento con los anticuerpo monoclonal administrado más temprano en el curso de la enfermedad que conduce a resultados más favorables.

'TACKLE' se realizó en adultos no hospitalizados con COVID-19 de leve a moderada que fueron sintomáticos durante siete días o menos. En el ensayo, el 90 por ciento de los participantes tenían un alto riesgo de progresión a COVID-19 grave debido a las comorbilidades o a la edad. Los datos han sido publicados en la revista científica 'The Lancet Respiratory Medicine'.

"Los resultados suman a la creciente evidencia que respalda el uso de la terapia para ayudar a los pacientes que necesitan una protección adicional contra la COVID-19. Estamos discutiendo los datos de 'TACKLE' con las autoridades reguladoras y continuamos avanzando en los registros regulatorios tanto en indicaciones para el tratamiento como para la profilaxis y ayudar así a combatir COVID-19 en todos los frentes", ha comentado el vicepresidente ejecutivo de I + D de productos biofarmacéuticos de AstraZeneca, Mene Pangalos.

En el estudio 'TACKLE', una dosis única intramuscular (IM) de 600 mg de la terapia redujo significativamente el riesgo relativo de progresión a COVID-19 grave o muerte (por cualquier causa) en un 50 por ciento hasta el día 29 en comparación con placebo en pacientes no hospitalizados con COVID-19 de leve a moderada que fueron sintomáticos durante siete días o menos, el criterio de valoración principal del ensayo.

En los análisis preespecificados de los participantes que recibieron tratamiento dentro de los tres días posteriores al inicio de los síntomas, la terapia redujo el riesgo de desarrollar COVID-19 grave o muerte (por cualquier causa) en un 88 por ciento en comparación con placebo, y la reducción del riesgo fue del 67 por ciento cuando los participantes recibieron la terapia dentro de los cinco días posteriores al inicio de los síntomas.

La combinación de anticuerpos monoclonales también redujo el riesgo de insuficiencia respiratoria en un 72 por ciento, con tres participantes (0,7%) versus 11 participantes de placebo (3%) que requirieron medidas como ventilación mecánica u oxigenación por membrana extracorpórea.

Contador

Más información