Publicado 13/06/2022 07:04

La vacuna COVID-19 resulta segura para los pacientes tratados por hipotiroidismo

Archivo - Vacunación, vacuna, covid-19, coronavirus.
Archivo - Vacunación, vacuna, covid-19, coronavirus. - RECEP-BG/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las vacunas COVID-19 inactivadas y de ARNm parecen ser seguras para los pacientes tratados por hipotiroidismo, según un nuevo estudio que se presenta en ENDO 2022, la reunión anual de la Sociedad de Endocrinología norteamericana y publicado en su revista 'Journal of the Endocrine Society'.

El estudio encontró que estas vacunas no causan fluctuaciones significativas en la función tiroidea y no se asocian con un mayor riesgo de visitas al departamento de emergencias u hospitalizaciones no programadas.

"Ningún estudio anterior había analizado la posible relación entre las vacunas COVID-19 y el control inestable de la función tiroidea entre los pacientes que reciben un reemplazo de la hormona tiroidea para el hipotiroidismo --asegura el investigador principal David T.W. Lui, de la Universidad de Hong Kong (China)--. Nuestros hallazgos tranquilizadores deberían animar a los pacientes tratados por hipotiroidismo a vacunarse contra COVID-19 para protegerse de resultados potencialmente peores relacionados con COVID-19".

El estudio evaluó una vacuna inactivada llamada CoronaVac y una vacuna de ARNm, la de Pfizer BioNTech (BNT162b2). CoronaVac utiliza una versión muerta del virus SARS-CoV-2. Se está utilizando en campañas de vacunación en varios países de Asia, América del Sur, América Central y Europa del Este. Las vacunas de ARN mensajero (ARNm) enseñan a las células del organismo a fabricar una proteína que desencadenará una respuesta inmunitaria. Las vacunas de Pfizer y Moderna son vacunas de ARNm.

Los investigadores evaluaron los datos de más de 47.000 receptores de la vacuna COVID-19 que tomaban levotiroxina para el hipotiroidismo. Los pacientes se dividieron en tres grupos: los no vacunados, los que recibieron la vacuna CoronaVac y los que recibieron la vacuna de ARNm. Los pacientes que recibieron cualquiera de los dos tipos de vacuna contra la COVID-19 no presentaban un mayor riesgo de tener que reducir o aumentar su dosis de levotiroxina. La vacunación contra la COVID-19 no se asoció a un mayor riesgo de visitas al servicio de urgencias o de hospitalización no programada.

Contador

Más información