Actualizado 11/07/2022 13:10

Experto destaca la necesidad de tomar suplementos de vitamina D para alcanzar los niveles óptimos

Archivo - Vitamina D
Archivo - Vitamina D - YULKA3ICE/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El especialista del Servicio de Endocrinología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Gonzalo Allo, ha destacado la necesidad de que la población tome suplementos de vitamina D para poder alcanzar los niveles óptimos de la misma.

El experto se ha pronunciado así en el debate con informadores y medios 'Cuidado con las fuentes, de vitaminas muchos hablan pero pocos conocen', organizado por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS).

Allí, Allo ha asegurado que los niveles de vitamina D en España son "igual de malos" que los que hay en los países mediterráneos y ha lamentado que no exista, como sí ocurre en Estados Unidos, políticas públicas que fomenten la suplementación de esta vitamina.

Sociedades científicas nacionales, como la Sociedad Española de Investigación Ósea y Metabolismo Mineral (SEIOMM) e internacionales como la International Osteoporosis Fundation (IOF), la American Association of Clinical Endocrinologists (AACE), la Endocrine Society (ES) y la National Osteoporosis Fundation (NOF), han acordado que las necesidades óptimas de colecalciferol (vitamina D3) son las que permiten mantener unos niveles séricos en torno a 30 ng/mL.

"El consumo medio en España es muy reducido, por lo que es necesario que haya una suplementación, la cual tiene que llegar por vía farmacológica porque se ha visto que con el sol o con la alimentación no es suficiente para adquirirla", ha enfatizado el experto, para recordar que la osteoporosis es uno de los principales efectos que provoca la deficiencia de la vitamina D.

En este sentido, ha explicado que en un tratamiento de hipovitaminosis D pueden utilizarse de inicio 25.000 UI de vitamina D3 (colecalciferol) a la semana durante los primeros meses para recuperar los niveles de vitamina D, y continuar con un mantenimiento con 25.000 UI de colecalciferol mensual o quincenal. "La IOF y la ES recomiendan en la población de riesgo y con osteoporosis mantener una ingestión de 1.500-2.000 UI de colecalciferol/día (equivalentes a 25.000 UI de colecalciferol quincenal)", ha añadido.

Y es que, además de su importancia en el metabolismo del hueso, la vitamina D influye directamente en numerosas áreas de nuestro organismo, y se ha demostrado que la deficiencia de dicha vitamina se asocia con una alteración del sistema inmunitario (frente a la prevención de infecciones, o en enfermedades autoinmunes), aumento de prevalencia de cáncer de colon, deterioro de los problemas de la piel, menor rendimiento muscular y mayor riesgo de patología cardiovascular.

En el encuentro ha participado también el coordinador del Instituto Salud sin Bulos, Carlos Mateos, quien ha alertado sobre los "bulos" que hay en Internet sobre temas sanitarios, recordando que incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido la infodemia como una de las principales amenazas para la salud mundial.

Según datos de diversos Estudios de Bulos en Salud realizados por el Instituto #SaludsinBulos y Doctoralia, el 91 por ciento de los pacientes utiliza internet para buscar información sobre salud mientras que un 81,6 por ciento busca previamente información en internet antes de acudir a la consulta. Con respecto a los profesionales sanitarios, la cifra de los que aseguran haber recibido consultas acerca de bulos del Covid asciende al 86,4 por ciento.

La infoxicación está presente en las consultas donde ocho de cada diez médicos dicen verse cuestionados por sus pacientes. En general los principales canales de difusión sobre salud en el año 2021 se centraron en las redes sociales en un 45 por ciento, y un 24,9 por ciento a través de WhatsApp o aplicaciones de mensajería.

El punto de partida sobre las informaciones de Vitamina D y su mayor o menor beneficio se han generado en gran medida con la llegada del Covid-19, cuando empezaron a crearse una importante cantidad de bulos.
"Es necesario combatir los bulos de salud y formar a pacientes, profesionales sanitarios y ciudadanos en el acceso a información veraz sobre salud en internet, y en la mejora de la comunicación clínica. Todos tenemos una responsabilidad a la hora de divulgar en salud, medios de comunicación, organizaciones, profesionales sanitarios y población en general. No podemos lanzar mensajes alarmistas ni falsas promesas porque eso tiene consecuencias en salud. La base debe ser siempre en la evidencia de las guías clínicas", ha recalcado Mateos.