Publicado 04/07/2022 15:02

Hasta un 50% de los adultos que reciben tratamiento contra el cáncer refieren dolor

Curso de Verano El Escorial_Abordaje del dolor oncológico
Curso de Verano El Escorial_Abordaje del dolor oncológico - SED

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Hasta un 50 por ciento de los adultos que reciben tratamiento contra el cáncer refieren dolor, según se ha puesto de manifiesto durante el curso 'Abordaje del Dolor Oncológico: el alivio es posible', organizado por la Sociedad Española del Dolor (SED), junto con la Universidad Complutense de Madrid y con la Fundación Grünenthal y las compañías farmacéuticas Ferrer, PRIM, Boston Scientifc, Esteve, Medtronic y Mundipharma.

"Es necesario hacer un abordaje multidimensional y multidisciplinar del paciente con dolor y cáncer", ha dicho la directora del curso, Luz Cánovas, para detallar que dos tercios de los pacientes que padecen una enfermedad maligna avanzada (80%) experimentan dolor.

El dolor oncológico puede, incluso, mantenerse a pesar de haber superado la enfermedad en un 30 por ciento de los casos, por lo que los expertos han subrayado la necesidad de abordar esta cuestión desde la investigación y con un correcto tratamiento.

"No sólo es vital abordar el dolor del cáncer desde el inicio hasta el fin, sino que no podemos olvidar a los pacientes en el inicio o a los largos supervivientes, que a día de hoy no figuran en ningún plan estratégico ni está regulado su tratamiento", ha enfatizado la jefa de la UDO del Hospital Universitario de la Princesa y moderadora de la mesa 'Invertir en investigación contra el cáncer es invertir en vida', Concha Pérez.

En este sentido, la experta ha recalcado que si bien un número creciente de profesionales médicos y gobiernos están comenzando a prestar más atención al dolor que sufren los sobrevivientes de cáncer a largo plazo, se necesita "mucha más investigación".

"Se debe fomentar, por un lado, la formación para los oncólogos y las unidades del dolor sobre el dolor oncológico y, por otro, el gran valor de los grupos de trabajo multidisciplinares entre las sociedades implicadas en su abordaje y, también, en la necesidad de crear comités de dolor oncológico dentro de los centros asistenciales", ha detallado.

Por su parte, la presidenta de la SED y moderadora de la mesa 'Oncogenes Kras: sin cáncer no hay dolor oncológico', María Madariagai, ha abogado por atender y tratar el dolor de manera precoz, agresiva e integral, en todas las etapas de la enfermedad oncológica, lo que permite a los pacientes con cáncer centrarse en el disfrute de la vida, de lo que da sentido a lo que se es como persona.

Las consecuencias del dolor del cáncer que no se alivia son devastadoras y pueden incluir deterioro funcional, inmovilidad, aislamiento social y angustia emocional y espiritual. "Los pacientes vulnerables merecen una atención especialmente individualizada con la ayuda de profesionales específicamente formados que deben disponer de unos recursos claramente diferenciales al resto", ha reconocido el jefe de la UDO del Hospital Universitario de Bellvitge y de la UDO de la Clínica Teknon Barcelona, Víctor Mayoral.

Asimismo, añade, si el dolor oncológico es por sí ya un motivo de preocupación y de pérdida de calidad de vida, que afecta tanto al paciente como al entorno familiar, éste lo es más en los pacientes vulnerables como los niños o aquellos pacientes con escasos recursos y herramientas de afrontamiento. En algunos casos, el dolor por cáncer que no se trata puede llevar al cese de terapias potencialmente curativas, lo que en última instancia tiene un impacto negativo en la supervivencia del paciente.

Más información