Publicado 14/06/2022 07:49

Desarrollan una prueba rápida para medir la inmunidad a la COVID-19

Archivo - Sangre, coagulación, covid
Archivo - Sangre, coagulación, covid - EVGENII KOVALEV/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los investigadores del Mount Sinai, en Nueva York (Estados Unidos), han desarrollado una prueba sanguínea rápida que mide la magnitud y la duración de la inmunidad de una persona al SARS-CoV-2. Esta prueba permitirá controlar a gran escala la inmunidad de la población y la eficacia de las vacunas actuales para ayudar a diseñar estrategias de revacunación para personas inmunodeprimidas vulnerables, según un estudio publicado en la revista 'Nature Biotechnology'.

La prueba tarda menos de 24 horas en realizarse y es escalable para su uso generalizado en la población. Mide la activación de los linfocitos T, que forman parte de nuestra respuesta inmunitaria adaptativa a la infección por el SARS-CoV-2 o a la vacunación y ayudan a proteger contra resultados graves de la enfermedad o la muerte.

"El ensayo que hemos creado tiene la capacidad de medir la inmunidad celular de la población y probar ampliamente la eficacia de las nuevas vacunas", destaca uno de los autores principales del estudio, el doctor Ernesto Guccione, profesor de Ciencias Oncológicas y Farmacológicas del Instituto del Cáncer Tisch del Monte Sinaí.

"Sabemos que las poblaciones vulnerables no siempre generan una respuesta de anticuerpos, por lo que la medición de la activación de las células T es fundamental para evaluar el alcance total de la inmunidad de una persona --prosigue--. Además, la aparición de variantes del SARS-CoV-2 como Omicron, que evaden la mayor parte de la capacidad neutralizadora de los anticuerpos, señala la necesidad de ensayos que puedan medir las células T, que son más eficaces contra las variantes emergentes de interés".

La protección a largo plazo contra la infección vírica está mediada tanto por los anticuerpos como por la respuesta de las células T. Muchos estudios recientes señalan la importancia de determinar la función de las células T en individuos que se han recuperado o han sido vacunados contra el COVID-19 para ayudar a diseñar las campañas de vacunación. Sin embargo, antes de este estudio, la medición de las respuestas de las células T rara vez se ha realizado debido a los desafíos técnicos asociados.

Para llevar a cabo este estudio, los investigadores del Monte Sinaí y sus socios de la Facultad de Medicina de Duke-NUS optimizaron los ensayos basados en la qPCR que tenían el potencial de ser pruebas globalmente escalables, sensibles y precisas. Los investigadores se centraron en los dos ensayos que ofrecían la mayor escalabilidad.

Uno de ellos, el ensayo qTACT, era preciso y sensible, pero tenía un tiempo de procesamiento relativamente más largo, de 24 horas por 200 muestras de sangre, un precio moderado y un nivel medio de conocimientos técnicos. El otro, el ensayo dqTACT, era preciso y tenía un tiempo de procesamiento y un coste reducidos, y requería una experiencia mínima en el laboratorio, lo que facilitaba su aplicación.

El ensayo dqTACT ha obtenido recientemente la certificación europea CE-IVD (diagnóstico in vitro), mientras que la validación clínica de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos y de la Agencia Europea del Medicamento está en curso.

"Los ensayos presentados aquí se basan en la capacidad de las células T del SARS-CoV-2 para responder a péptidos que cubren diferentes proteínas del virus", subraya otro de los autores principales, Jordi Ochando, profesor adjunto de Ciencias Oncológicas en el Instituto del Cáncer Tisch en el Monte Sinaí y Profesor Adjunto de Medicina (Nefrología), y Patología, Molecular y Medicina Basada en Células en la Escuela de Medicina Icahn en el Monte Sinaí.

"Con la posibilidad de utilizar diferentes grupos de péptidos, nuestro enfoque representa una estrategia flexible que puede implementarse fácilmente para detectar la presencia de células T que responden a diferentes proteínas virales --explica--. Estas células T desempeñan un papel importante en la protección frente a las cepas mutantes emergentes, lo que permite calibrar inmediatamente el impacto que las mutaciones virales podrían tener en la inmunidad celular".

Por su parte, Megan Schwarz, estudiante de posgrado en el Icahn Mount Sinai y primera autora del estudio, añade que "la medición precisa de las respuestas celulares subyacentes a la protección contra el virus representa un parámetro crucial de nuestros niveles de defensa inmunitaria".

Contador

Más información