Publicado 22/03/2022 13:25

Mantener una temperatura corporal constante y obtener suficientevitamina D, claves para el control de la artritis

Archivo - Manos de anciano.
Archivo - Manos de anciano. - VINOTH CHANDAR/FLICKR - Archivo

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Durante los meses de frío es común que las personas
con artritis experimenten un aumento de la rigidez y el dolor de las articulaciones, por eso los expertos de Sanitas recomiendan mantener una temperatura corporal constante y obtener vitamina D.

Al respecto, aunque el clima no causa ni empeora la enfermedad, sí que influye en su desarrollo y en el estado general del paciente. En concreto, la artritis es la inflamación de una o varias articulaciones. Esta inflamación afecta a la membrana sinovial, que es el tejido que rodea el cartílago que protege a los huesos, lo que provoca que la articulación se vea debilitada.

"La causa más frecuente de artritis entre las personas mayores es el desgaste del cartílago que protege la articulación y evita el roce entre los huesos. La debilitación del cartílago puede provocar que los huesos entren en contacto entre sí, ocasionando síntomas característicos de la artritis como dolor o disminución de la capacidad de movimiento de la articulación", ha explicado el director Médico, Calidad e Innovacción de Sanitas Mayores, David Curto.

Ante esta situación, los expertos de Sanitas Mayores aconsejan ejercitar los músculos durante todo el año, como salir a caminar o a dar un paseo en bicicleta, ya que estas dos actividades ayudan a mantener calientes las articulaciones y, por tanto, reducir los síntomas.

Asimismo, es importante beber dos litros de agua al día porque la falta de hidratación puede incrementar el dolor al tener falta de lubricación.

Más información