Actualizado 07/10/2014 07:34 CET

Acudir a los centros de día beneficia la salud de los mayores

El nuevo proyecto Sanitas Cuidado Activo
Foto: SANITAS

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La jefa de experiencia del Cliente de Sanitas Residencial, Carmen Abelanet, ha asegurado que acudir a los centros sanitarios de día evita el aislamiento social de los mayores y, lo "más importante", beneficia su salud, gracias a que están continuamente supervisados por profesionales capaces de detectar precozmente posibles cambios en su estado de salud.

   "Es habitual que los mayores sufran aislamiento social o que experimenten el deterioro de habilidades físicas y cognitivas porque no realizan las actividades más adecuadas. Para evitar esto se aconseja que los mayores disfruten de las ventajas de los centros de día que hacen la vida de las personas mayores mucho más cómoda, pues en ocasiones los cuidadores no saben cómo afrontar el plan de cuidados y los domicilios particulares limitan la capacidad de las personas", ha señalado Abelanet.

   Además, el jefe de gestión asistencial de Sanitas Residencial, David Curto i Prieto, ha comentado que los centros de día ofrecen una atención "tan completa" que, al final, todos los mayores pueden beneficiarse de sus ventajas, dado que es un servicio dirigido tanto a una persona "perfectamente válida", que sólo busca entretenimiento y socialización, como a perfiles que requieren de grandes cuidados asistenciales.

   De hecho, actualmente Sanitas está desarrollando tres proyectos piloto, bajo el nombre 'Sanitas Cuidado Activo', en los centros madrileños de Sanitas Residencial Las Rozas y Sanitas Residencial Mirasierra, y en Sanitas Residencial Bonaire, en Barcelona. Gracias a este nuevo proyecto, los mayores podrán acceder a un servicio de atención asistencial de calidad con flexibilidad horaria: diurno, nocturno o, incluso, por horas.

EL DESCONOCIMIENTO DE LAS FAMILIAS, EL PRINCIPAL HÁNDICAP

   Por otra parte, el actual ritmo de vida de las personas hace que cada vez sea más necesario optar por este tipo de recursos y servicios, ya que es habitual que el cuidado de un mayor se complique y genere una importante carga de trabajo, tanto física como emocional, lo cual puede acabar repercutiendo en las relaciones familiares y en la salud de los diferentes miembros de la casa.

   Sin embargo, según han señalado los expertos, las familias todavía desconocen los beneficios positivos que tiene para los ancianos situarse en un entorno exclusivamente pensado para ellos.

   En este sentido, cuando una persona ingresa en un centro Sanitas Residencial se le realiza un mapa de vida en el que se describen las principales características, hábitos y aficiones de la persona. Según este mapa se elabora un calendario de actividades adecuado a sus preferencias y a su situación personal (físico, cognitiva y social) gracias al cual se consigue un mayor bienestar en el mayor.

   Así, el programa de actividades de Sanitas Residencial está diseñado con especial cuidado y adaptado a los diferentes espacios físicos: gimnasio, salas de estimulación sensorial, bibliotecas, piscinas, jardines, salas de cine o huertos urbanos. Además, cada centro dispone de cocina propia lo cual ayuda a realizar talleres gastronómicos para que los mayores puedan mostrar sus recetas favoritas y compartirlas con el resto.

   Incluso, dependiendo de la necesidad de cada persona, los mayores pueden acceder a estancias nocturnas, de día o por horas, es decir, una flexibilidad de horario que permite a los mayores tener una atención asistencial de calidad los siete días de la semana, las 24 horas del día. Esta "gran disponibilidad", se completa con el servicio de transporte que ayuda al mayor a desplazarse con la mayor seguridad de su casa al centro.

Para leer más