Publicado 12/12/2019 16:40:11CET

Tratamiento con 'Perjeta' (Roche) muestra beneficio a largo plazo en cáncer de mama precoz HER2 positivo

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Roche, el Grupo Internacional de Cáncer de Mama (BIG, por sus siglas en inglés), la Unidad de Ensayos Clínicos del Instituto Jules Bordet y la Frontier Science Foundation (FS) han anunciado los datos de un segundo análisis intermedio de la supervivencia global (SG) del estudio fase III 'APHINITY', que evalúa la combinación de 'Perjeta' (pertuzumab), 'Herceptin' (trastuzumab) y quimioterapia (esquema de tratamiento basado en 'Perjeta') como tratamiento después de la cirugía de las pacientes con cáncer de mama precoz HER2 positivo.

Este último análisis intermedio de la supervivencia global se realizó después de una mediana de seguimiento de aproximadamente 74 meses, en comparación con los 45 meses del análisis primario llevado a cabo en 2017. Además, incluye datos actualizados descriptivos de supervivencia libre de enfermedad invasiva (SLEi) y de seguridad cardiaca.

La oncología española ha tenido un papel clave en esta investigación internacional, en la que han participado más de 300 pacientes españoles, a través de hospitales que colaboran con los grupos cooperativos de investigación GEICAM y SOLTI. La doctora Eva Ciruelos, oncóloga del Hospital 12 de Octubre y Hospitales HM de Madrid, asegura que el nuevo análisis del estudio presentado sirve para aclarar algunas dudas que habían quedado tras los resultados difundidos hace dos años.

"Confirma que el doble bloqueo anti-HER2 añadiendo Pertuzumab no solo mejora resultados en metástasis y en enfermedad precoz antes de la cirugía respecto al uso de un solo anticuerpo monoclonal; también aporta un beneficio cuando se aplica tras la intervención quirúrgica. No obstante, el estudio lo que deja claro es que dicho beneficio se localiza fundamentalmente en aquellas pacientes que tenían afectación ganglionar en el momento del diagnóstico. En estas mujeres la reducción del riesgo se cifra en un 28 por ciento", comenta.

Por su parte, el doctor Fernando Moreno, especialista de GEICAM y oncólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, celebra que este nuevo análisis ofrece datos "más maduros, con un seguimiento más prolongado, y eso ayuda a seleccionar mejor cuál es la población de pacientes que obtiene más beneficio, que en este caso son las mujeres con afectación de los ganglios linfáticos".

"Para el próximo análisis, previsto para dentro de tres años, el objetivo ya no sería tanto ver la evolución en el riesgo de recaída, como el impacto que el doble bloqueo tiene sobre la reducción de la mortalidad en estas pacientes. Aun así, la supervivencia global es un objetivo secundario del estudio que será complicado obtener porque son pocas las pacientes que recaen y las que lo hacen reciben posteriormente otros tratamientos que hacen que se modifique el impacto sobre la supervivencia", avanza.

Según los resultados de este último análisis, en la población global del estudio, el tratamiento basado en 'Perjeta' logró reducir el riesgo de recaída o muerte en un 24 por ciento, comparado con Herceptin, quimioterapia y placebo. A los seis años, el 90,6 por ciento de las pacientes con este fármaco no habían experimentado una recaída de su enfermedad, frente al 87,8 por ciento en el grupo de placebo, con un beneficio absoluto del 2,8 por ciento.

En línea con lo observado en el análisis primario, el mayor efecto se mantiene especialmente en pacientes con alto riesgo de recaída, como son aquellos cuya enfermedad presenta ganglios linfáticos (GL) positivos. En estos pacientes se registró una reducción del 28 por ciento del riesgo de recurrencia o muerte cuando recibían el tratamiento basado en 'Perjeta'. Esto se corresponde con una mejoría absoluta en la supervivencia libre de enfermedad invasiva a los seis años de un 4,5 por ciento (87,9% frente a 83,4%).