La terapia génica PF-06939926 (Pfizer) puede aportar beneficios en la distrofia muscular de Duchenne

Publicado 23/07/2019 12:04:06CET

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

PF-06939926, una vía terapia génica en investigación de Pfizer puede aportar beneficios en el tratamiento de la Distrofia Muscular de Duchenne (DMD), según los resultados de un ensayo clínicos presentados en la 25º Conferencia Anual de Parent Project Muscular Dystrophy (PPMD), celebrada recientemente en Orlando (Estados Unidos).

En concreto, se han presentado los datos preliminares de un estudio de fase 1b actualmente en marcha, cuyo objetivo principal es determinar la seguridad y tolerabilidad de esta potencial terapia génica, y que corresponden a seis pacientes varones de entre 6 y 12 años con DMD y capacidad de deambulación que recibieron una dosis única intravenosa de 1E14 genomas de vector/kilogramo (vg/kg) o 3E14 vg/kg de PF-06939926.

"La terapia génica para los desórdenes monogenéticos se encuentra en una etapa inicial de su evolución, y los datos iniciales que hemos obtenido en nuestro estudio para DMD son un ejemplo del potencial que tiene esta vía para cambiar las vidas de los pacientes", ha dicho el vicepresidente Senior y director científico de la Unidad de Investigación de Enfermedades Raras de Pfizer, Seng Cheng.

Los efectos adversos más comunes relacionados con la administración de PF-06939926 fueron náuseas, vómitos, disminución de apetito, cansancio y/o fiebre, que sucedieron a los pocos días de la administración del fármaco en cuatro de los seis participantes. Un paciente fue hospitalizado durante dos días para la administración de antieméticos intravenosos y reposición de fluidos. En todos los casos, los vómitos y la fiebre se resolvieron en 2-5 días y los otros síntomas en 1-3 semanas. Además, se observó una respuesta inmune, variada en especificidad y magnitud entre los participantes.

De hecho, un paciente desarrollo una respuesta inmune rápida, con activación del complemento, asociada a daño renal agudo, hemolisis y disminución del recuento de plaquetas. Este paciente recibió hemodiálisis intermitente en Cuidados Intensivos y dos dosis intravenosas con un inhibidor del complemento (tratamiento habitual en estos casos) y, tras 11 días, fue dado de alta y su función renal se normalizó en 15 días.

Además de la seguridad, el estudio tiene como objetivos secundarios la determinación de la expresión y distribución de mini-distrofina, así como la evaluación de la fuerza, calidad y funcionamiento de los músculos. En este sentido, los resultados preliminares de inmunofluorescencia de las biopsias abiertas de músculo del bíceps tomadas dos meses después de la administración, mostraron una media de 38 por ciento y 69 por ciento de fibras positivas a mini-distrofina en los pacientes que recibieron 1E14 vg/kg y 3E14 vg/kg de PF-06939926, respectivamente.

Del mismo modo, los resultados preliminares de la cromatografía líquida acoplada a espectrometría de masas (LCMS), mostraron unos niveles de mini-distrofina del 10-60 por ciento respecto a lo que se considera "normal" en sujetos sanos, con un 23,6 por ciento y 29,5 por ciento de expresión media en los pacientes que recibieron 1E14 vg/kg y 3E14 vg/kg de PF-06939926 respectivamente.

Por otra parte, durante el encuentro también se han presentado los resultados exploratorios preliminares del NSAA en los dos únicos pacientes con al menos 1 año de seguimiento. Estos pacientes, de 7 y 8 años y con una puntuación total NSAA de 24 y 25 puntos respectivamente cuando entraron en el estudio, mostraron un incremento medio de 4,5 puntos a los 12 meses de la administración de 1E14 vg/kg de PF-06939926.

Pfizer continua este ensayo que pretende incluir a 12 niños con DMD de entre 5 y 12 años con capacidad de deambulación. De acuerdo con el diseño original del estudio, no se incorporarán más pacientes hasta que se analicen datos específicos adicionales de seguridad, de acuerdo con el Comité Externo de Monitorización de Datos que supervisa el estudio.

Además, Pfizer está planificando un estudio de fase 3, global, aleatorizado y controlado con placebo que se espera que comience en la primera mitad de 2020, con un proceso de fabricación de escala comercial.
"El reciente campo de la terapia génica se basa en la colaboración, en la que pacientes, investigadores, clínicos, reguladores y pagadores necesitan trabajar juntos y compartir sus experiencias. Sin esta colaboración, sería imposible avanzar en el conocimiento de esta ciencia que hoy estamos orgullosos de presentar", ha zanjado la CEO y fundadora de CureDuchenne, Debra Miller.

Contador

Para leer más