Publicado 09/12/2020 10:58CET

Roche presenta nuevos datos de anticuerpos biespecíficos en diferentes cánceres de la sangre

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

Roche ha anunciado la presentación de nuevos datos sobre sus anticuerpos biespecíficos reclutadores de linfocitos T en fase de investigación, mosunetuzumab, glofitamab y cevostamab, que muestran una actividad alentadora en múltiples tipos de cáncer de la sangre. Los resultados se han dado a conocer durante la 62ª Reunión Anual de la Sociedad Americana de Hematología (ASH, por sus siglas en inglés), que se ha celebrado 5 al 8 de diciembre.

Estos anticuerpos funcionan uniéndose de forma simultánea a la superficie de dos tipos de células diferentes: las células cancerosas y las inmunes llamadas células T. De esta manera las células T se activan y se unen a las cancerosas para eliminarlas. Se trata de un abordaje innovador de los cánceres de la sangre, incluidos el linfoma no Hodgkin (LNH) y el mieloma múltiple (MM), dos patologías en las que actualmente las opciones de tratamiento son limitadas y son muy comunes las resistencias al mismo o las recaídas.

"Los datos sugieren que nuestros nuevos anticuerpos biespecíficos tienen potencial en múltiples tipos de cánceres de la sangre y abren la puerta a investigar estos nuevos enfoques del uso de la inmunoterapia en diferentes poblaciones de pacientes y líneas de tratamiento. El linfoma y el mieloma múltiple son tumores difíciles de tratar, especialmente cuando los pacientes presentan subtipos agresivos o experimentan múltiples recaídas, pero las terapias de disponibilidad inmediata como estas podrían proporcionar nuevas opciones que permitirían a los pacientes ser tratados de forma rápida", ha asegurado el director médico y jefe de Desarrollo de Productos Globales de Roche, Levi Garraway.

Hasta la fecha, en los ensayos clínicos, los dos anticuerpos biespecíficos reclutadores de células T CD20xCD3 de Roche, mosunetuzumab y glofitamab, han mostrado respuestas prometedoras en múltiples tipos de LNH, incluyendo el linfoma folicular (LF) y el linfoma B difuso de célula grande (LBDCG), en recaída o refractario (R/R). Esto se ve reforzado por los últimos resultados del estudio de fase I/Ib 'GO29781' en LF R/R, que muestran que el 51,6 por ciento de los pacientes lograron una respuesta completa (RC) cuando fueron tratados con mosunetuzumab.

También se siguen observando altas tasas de respuesta con glofitamab. Por ejemplo, los nuevos datos del estudio de fase I/Ib 'NP30179' en LNH R/R muestran una tasa de RC del 53,6 por ciento en el LNH agresivo. Además, ambos anticuerpos biespecíficos han demostrado tener perfiles de seguridad manejables.

Además de en R/R, mosunetuzumab y glofitamab también se están investigando en líneas de tratamiento anteriores, incluyendo el LBDCG de primera línea. Los datos iniciales con mosunetuzumab en monoterapia en el estudio de fase I/II 'GO40554' muestran una tasa de RC del 45,5 por ciento en pacientes ancianos o frágiles que no pueden tolerar la inmunoquimioterapia de dosis completa. Además, cuando mosunetuzumab se combinó con quimioterapia en el estudio de fase Ib/II 'GO40515', la tasa de RC fue del 79,4 por ciento. Estos son los primeros estudios con anticuerpos biespecíficos en 1L de LBDCG que reportan datos, y aunque son tempranos, apoyan la posibilidad de que mosunetuzumab represente una nueva y muy necesaria opción de tratamiento para estos pacientes.

En la actualidad, están en marcha varios programas de desarrollo clínico con mosunetuzumab y glofitamab, en los que se investigan ambos tratamientos en monoterapia y en combinación con otras moléculas, así como diferentes formas de administración, como la subcutánea. Además, están previstos varios ensayos de fase III en un futuro próximo.

El tercero de los anticuerpos bispecíficos de Roche en oncohematología, y el último medicamento que se ha sumado a su cartera, es cevostamab, un anticuerpo biespecífico FcRH5xCD3, el primero de su clase, dirigido al FcRH5 de las células de mieloma y al CD3 de las células T. FcRH5 es una diana única y diferenciada, y se expresa en casi el cien por cien de las células del mieloma. Cevostamab se está investigando actualmente en el estudio 'GO39775' fase I de escalada de dosis y con una cohorte de expansión, que se está llevando a cabo en pacientes muy pretratados con MM (con una media de seis líneas de tratamiento previas), una población para la que se necesitan urgentemente nuevas opciones de tratamiento.

Los primeros datos clínicos de seguridad y eficacia presentados en ASH muestran tasas de respuesta objetiva global del 53 por ciento a dosis activas. En particular, se observaron respuestas en pacientes de alto riesgo, incluidos los refractarios a las terapias anti-CD38, las terapias de células CAR-T y los anticuerpos conjugados.

Para leer más