Publicado 05/03/2021 11:55CET

Reig Jofre reserva el 80% de la producción de su nueva planta para la vacuna de Janssen

El consejero delegado de Reig Jofre, Ignasi Biosca, durante la presentación de resultados.
El consejero delegado de Reig Jofre, Ignasi Biosca, durante la presentación de resultados. - EUROPA PRESS

La farmacéutica ganó 5,7 millones de euros en 2020, un 15% más

BARCELONA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La farmacéutica catalana Reig Jofre ha reservado el 80% de la producción de la nueva planta en Sant Joan Despí (Barcelona) a la fabricación de la vacuna contra la Covid-19 de Janssen, según ha explicado este viernes el consejero delegado de la empresa, Ignasi Biosca.

Biosca ha realizado la presentación de resultados de 2020 de la empresa junto con la directora general financiera, Roser Gomila, y ha repasado que la farmacéutica ganó 5,7 millones de euros, un 15% más, y unas ventas de 230 millones de euros.

Por el momento, Reig Jofre desconoce la cantidad de vacunas que deberá producir, por lo que Biosca ha explicado que la capacidad productiva de la plana se adaptará en función de las necesidades de Janssen.

INVERSIÓN ADICIONAL

Biosca ha apuntado que Reig Jofre ha realizado inversiones adicionales en la planta de Barcelona relacionadas con la producción de la vacuna, especialmente en bioseguridad y en control de la temperatura del proceso de producción.

El ejecutivo ha subrayado el compromiso y el trabajo "a todos los niveles" que se está realizando en Reig Jofre para preparar la producción de la vacuna y estar lista cuando Janssen dé inicio a la demanda.

Aunque el directivo ha reconocido que "el proyecto de fabricación condiciona a la empresa", no pondrá en peligro ninguno de los proyectos planeados antes de la pandemia.

IMPACTO DE LA PANDEMIA

La Covid-19 tuvo un impacto importante en el negocio de la farmacéutica durante 2020 ya que en los primeros meses impulsó la demanda de medicamentos esenciales a hospitales, de los que hubo escasez en algunos momentos.

"La apuesta de incrementar la producción en España permitió trabajar con países europeos", ha explicado Biosca, que ha destacado que se ampliaron turnos y se cambiaron líneas de producción para garantizar la distribución de estos medicamentos.

En el otro lado de la balanza, la pandemia ha provocado un descenso en el uso de antibióticos, de medicamentos cutáneos y de productos de control de peso, belleza o solar.

Para leer más