Publicado 16/04/2021 16:23CET

'Ocrevus' (Roche) retrasa la progresión de esclerosis múltiple recurrente y primaria progresiva

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Roche ha anunciado este viernes nuevos análisis con 'Ocrevus' (ocrelizumab) que avalan su beneficio significativo sobre la progresión de la enfermedad en Esclerosis Múltiple Remitente-Recurrente (EMRR) en fase inicial y en Esclerosis Múltiple Primaria Progresiva (EMPP), además de demostrar una fuerte adherencia y alta persistencia con la dosis de dos veces al año (semestral).

Estos datos se presentarán virtualmente en la 73ª Reunión Anual de la Academia Americana de Neurología (AAN), que se celebra desde el próximo sábado 17 y hasta el jueves 22 de abril de 2021. 'Ocrevus' es el medicamento más prescrito en Estados Unidos para los pacientes que inician un nuevo tratamiento de EM, y más de 200.000 pacientes ya han sido tratados con 'Ocrevus' en todo el mundo.

"Todos los pacientes, independientemente de su forma de EM, presentan progresión de la enfermedad desde el principio. Por lo tanto, tenemos mucha esperanza con estos nuevos análisis que muestran que el tratamiento temprano con 'Ocrevus' puede controlar significativamente la progresión de la enfermedad, tanto en Esclerosis Múltiple Remitente Recurrente como en Esclerosis Múltiple Primaria Progresiva. El control de la progresión puede permitir a las personas con Esclerosis Múltiple (EM) mantener la movilidad y limitar su discapacidad. Asimismo, nuestros datos muestran que un mayor número de pacientes con EM continúan con el tratamiento con 'Ocrevus', el único para EM que se administra dos veces al año, en comparación con otras terapias, lo que implicaría mejores resultados", explica el Chief Medical Officer y responsable de Desarrollo Global de Productos de Roche, Levi Garraway.

En un análisis intermedio del ensayo clínico abierto fase IIIb 'ENSEMBLE', el tratamiento con 'Ocrevus' proporcionó un beneficio constante a lo largo de un año en pacientes recientemente diagnosticados con EMRR que no habían recibido previamente un tratamiento modificador de la enfermedad (TME).

Tras 48 semanas, el 85 por ciento de los pacientes tratados alcanzaron no evidencia de actividad de la enfermedad (NEDA; sin recaídas, sin empeoramiento de la discapacidad ni lesiones cerebrales nuevas o en aumento, con RM con un re-ajuste pre-especificado del basal a las ocho semanas). La tasa media anual de recaídas en todos los pacientes fue muy baja y su promedio de cambio en la puntuación de la Escala Expandida del Estado de Discapacidad mejoró significativamente desde el basal, de 1,71 a 1,55.

Además, el nivel de neurofilamentos de cadena ligera, un marcador del daño en las células nerviosas, se redujo casi hasta a niveles de controles sanos con el tratamiento con 'Ocrevus' (de 10,5 pg/ml en el basal a 4,55 pg/ml a las 48 semanas frente a 4,12 pg/ml en los controles sanos). El perfil de seguridad de 'Ocrevus' en este ensayo clínico fue consistente con su perfil de seguridad favorable global.

Para leer más