Luz verde en España a la fórmula subcutánea de 'RoActemra' (Roche) para tratar la artritis reumatoide

Publicado 12/01/2015 12:03:14CET

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha aprobado la financiación de la formulación subcutánea de tocilizumab, comercializado por Roche con el nombre de 'RoActemra', para el tratamiento de la artritis reumatoide, ocho meses después de haber sido autorizado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés).

En concreto, se ha autorizado su uso en pacientes con enfermedad moderada a grave que no responden adecuadamente o no toleran tratamientos previos con uno o más fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAME) o inhibidores del factor de necrosis tumoral (anti-TNF).

El fármaco es el primer anticuerpo monoclonal humanizado que bloquea el receptor de la interleucina 6 (IL-6) y puede ser administrado por vía subcutánea e intravenosa (IV) para su uso en tratamiento combinado o como monoterapia.

La autorización se ha basado en los resultados de los estudios fase III 'Summacta' y 'Brevacta', que demostraron que la eficacia y la tolerabilidad de la formulación subcutánea es comparable con la que ofrece la formulación intravenosa. Y al igual que ésta, puede usarse en combinación con metotrexato o en monoterapia, para aquellos pacientes en los que está contraindicado el metotrexato.

La formulación subcutánea estará disponible en jeringas, un dispositivo diseñado para la autoadministración de dosis únicas del fármaco. También está aprobada en Japón y en Estados Unidos, donde el medicamento se comercializa con el nombre de 'Actemra'.

La aprobación, según el coordinador de la Unidad de Artritis del Hospital Clínic de Barcelona, Raimon Sanmartí, permite "ampliar la capacidad de elección para un medicamento cuya eficacia ya era conocida".

"Podrán elegir la opción que más se ajuste a sus preferencias y estilo de vida, sabiendo que ambas son igual de eficaces y seguras", ha destacado este experto, que cree que esta alternativa puede ser la opción deseada por los pacientes más jóvenes, que no son dependientes del hospital de día, dado que "la posibilidad de autoadministrarse ellos mismos el tratamiento les va a dar mucha más autonomía".

Pero junto a esa menor dependencia del hospital, el doctor Sanmartí asegura que esta nueva versión aporta otras ventajas adicionales, incluso de tipo económico.

"Mientras que la dosis IV se administra según el peso del paciente, eso es innecesario en la vía subcutánea al aplicarse a todos los pacientes por igual; de ese modo pacientes con sobrepeso se van a poder beneficiar de dosis que quizás serían mayores con el tratamiento intravenoso, con el consiguiente coste", ha precisado Sanmartí.

Para leer más