Publicado 20/04/2020 12:44CET

'Hemlibra' (Roche) se incorpora a la financiación pública para hemofilia A grave

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad ha aprobado la financiación de 'Hemlibra' (Emicizumab) como tratamiento profiláctico de rutina para prevenir episodios de sangrado en adultos y niños con hemofilia A grave sin inhibidores del factor VIII.

La hemofilia A es la forma más grave de la enfermedad y representa aproximadamente el 80 por ciento del total de casos de esta patología que afecta en torno a 3.000 personas en España. Asimismo, emicizumab pueda usarse en diferentes opciones de dosificación (una vez por semana, cada dos semanas o cada cuatro semanas) para todas las personas con hemofilia A en las que esté indicado el medicamento, incluidos aquellos con inhibidor del factor VIII.

"Estamos muy satisfechos de poner a disposición de las personas con hemofilia A sin inhibidores esta nueva opción, ya que significa un gran avance, teniendo en cuenta que es el primer fármaco que ha logrado reducir significativamente las hemorragias tratadas en comparación con la profilaxis previa con factor VIII como lo han demostrado los estudios clínicos. Esto implica una clara mejora en relación a las importantes cargas asociadas al tratamiento de esta enfermedad, ya que además es el primero de administración subcutánea y con varias opciones de administración. Esta terapia es el resultado de una importante apuesta por la innovación y una muestra de nuestro compromiso con la comunidad de la hemofilia", ha explicado la directora médica de Roche Farma España, Beatriz Pérez.

En relación a los beneficios que aporta frente a los tratamientos disponibles, el doctor Ramiro Núñez, jefe de la sección de Trombosis y Hemostasia de la U.G.C de Hematología del Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla), que ha participado en la investigación clínica de esta terapia, ha subrayado que "unos de los principales objetivos en el tratamiento de esta enfermedad es conseguir el sangrado cero en estas personas".

"Gracias a los estudios ampliados de los ensayos clínicos con emicizumab, hemos confirmado que el 88,6 por ciento de los pacientes lo logra a las 96 semanas de tratamiento. Y con el beneficio añadido que aporta a la calidad de vida de estas personas, y a la de sus familias, la posibilidad de administrarlo por vía subcutánea. Lo que implica un cambio muy relevante frente a los tratamientos disponibles".

La hemofilia A requiere un tratamiento crónico intravenoso, que exige su administración varias veces a la semana, con la importante carga que esto conlleva. "La vía subcutánea alivia esta carga de manera muy significativa, teniendo en cuenta que hay muchos pacientes con un mal acceso venoso para administrar el tratamiento, otros que están muy cansados de ello y, sobre todo, para los pacientes pediátricos, en los que va a suponer un gran cambio frente a la vía intravenosa tradicional", concluye el experto.

Para leer más