Publicado 03/02/2021 13:42CET

GSK y CureVac unen fuerzas para desarrollar una nueva generación de vacunas de ARN mensajero para el Covid-19

Vacuna del coronavirus.
Vacuna del coronavirus. - MARTINA BIRNBAUM/ISTOCK - Archivo

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

GSK y CureVac han anunciado una nueva colaboración de 150 millones de euros, basada en su relación ya existente, para desarrollar conjuntamente vacunas de ARNm de próxima generación para el Covid-19 con el potencial de proteger frente a múltiples variantes emergentes mediante una sola vacuna.

"Creemos que las vacunas de próxima generación serán cruciales en la lucha continua contra la COVID-19. Esta nueva colaboración se basa en nuestra relación previa con CureVac e implica que juntos combinaremos nuestra experiencia científica en tecnologías de ARNm en el desarrollo de vacunas para avanzar y acelerar en el desarrollo de nuevas vacunas candidatas para la COVID-19. Al mismo tiempo, también apoyaremos la producción de las vacunas de primera generación de CureVac con la fabricación de 100 millones de dosis en 2021", ha dicho la CEO de GSK, Emma Walmsley.

GSK también apoyará la producción de hasta 100 millones de dosis de la vacuna candidata de primera generación CVnCoV de CureVac para la COVID-19 en 2021. Asimismo, a través de este nuevo acuerdo exclusivo de colaboración, GSK y CureVac unirán recursos y experiencia para investigar, desarrollar y producir una serie de nuevas vacunas candidatas multivalentes y monovalentes de ARNm.

El objetivo de esta alianza es ofrecer una protección más amplia frente a diferentes variantes del SARS- CoV-2 y permitir una respuesta rápida a las que puedan surgir en el futuro. El programa de desarrollo comenzará de inmediato, con el objetivo de que la nueva vacuna pueda estar disponible en 2022, dependiendo de su aprobación regulatoria.

El aumento de mutaciones con el potencial de reducir la eficacia de las vacunas de primera generación frente a la Covid-19 requiere una aceleración de los esfuerzos para desarrollar vacunas contra estas nuevas variantes y mantener un paso por delante de la pandemia.

Las vacunas de próxima generación podrán usarse para proteger a las personas que no han sido vacunadas anteriormente o servir como refuerzos en el caso de que la inmunidad contra la Covid-19 obtenida previamente mediante una vacunación inicial, se reduzca con el tiempo.

Además, esta colaboración evaluará el desarrollo de nuevas vacunas de ARNm para proteger contra múltiples virus respiratorios, incluido el SARS-COV-2. Esta cooperación GSK/Curevac se basará en la vacuna candidata de primera generación CVnCoV para la COVID-19 de CureVac, que actualmente ya se encuentra en fase IIb/III de desarrollo clínico, y en la capacidad de CureVac para optimizar el ARNm para obtener una fuerte respuesta inmune, capacidad de producción y conservación en condiciones estándar de cadena de frío para vacunas de 2-8°C.

La plataforma de CureVac está adaptada de forma única para diseñar vacunas multivalentes con una respuesta inmune equilibrada y a una dosis baja de ARNm. "Estamos muy contentos de reforzar nuestra relación con GSK con un nuevo acuerdo para desarrollar conjuntamente vacunas de nueva generación basadas en ARNm, además de nuestra vacuna candidata actual CVnCoV. Con la ayuda de la experiencia probada en vacunas de GSK, nos estamos preparando para abordar los futuros desafíos de salud con vacunas innovadoras", ha comentado el CEO de CureVac, Franz-Werner Haas.

Como parte de la nueva colaboración, GSK también apoyará la fabricación de CVnCoV, la vacuna candidata para la COVID-19 de primera generación de CureVac, que se encuentra actualmente en fase IIb/III de desarrollo clínico. Utilizando su red de producción establecida en Bélgica, GSK tiene como objetivo respaldar la fabricación de hasta 100 millones de dosis de la vacuna en 2021.

Según los términos del nuevo acuerdo de colaboración, GSK será el titular de la autorización de comercialización de la vacuna de nueva generación, excepto en Suiza, y tendrá los derechos exclusivos para desarrollar, producir y comercializar esta vacuna en todos los países con la excepción de Alemania, Austria y Suiza. GSK realizará un pago por adelantado de 75 millones de euros y un pago adicional de 75 millones de euros, condicionado al logro de hitos específicos.

Para leer más