La Roche-Posay prepara la campaña solidaria 'Regalos que cambian vidas' en favor de las personas con cáncer

Campaña la rosa posay
LA ROCHE-POSAY
Publicado 05/11/2018 14:57:27CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Roche-Posay lanzará estas navidades la campaña solidaria 'Regalos que cambian vidas' en favor de las personas con cáncer ya que, gracias a esta iniciativa, en 2019 se financiará la creación de nuevas Unidades del Cuidado de la Piel y el mantenimiento de las actuales.

Y es que, la sequedad generalizada de la piel, ardor y sensación de prurito, grietas en manos, pies y laterales de los dedos y nudillos, inflamación del reborde ungueal, uñas encarnadas, descamación, erupciones cutáneas, úlceras y eritemas son algunos de los efectos adversos que sufren la piel y las uñas de los pacientes con cáncer durante el tratamiento.

En los últimos años las terapias oncológicas han experimentado una "gran evolución" y se consigue un tratamiento cada vez más personalizado para cada paciente, pero la incidencia de los efectos adversos puede tener un impacto importante en la calidad de vida del paciente y puede, incluso, afectar al cumplimiento del tratamiento médico o la adherencia al mismo.

Es por ello que conocer los cambios que se pueden producir y cómo cuidar la piel en esta etapa es de vital importancia para La Roche-Posay, que acompaña al paciente oncológico durante todo el tratamiento con diferentes proyectos desde hace más de cuatro años.

De hecho, la marca lleva a cabo diferentes labores dentro del proyecto '#EnTuPiel', como, por ejemplo, la puesta en marcha de más de 30 unidades del cuidado de la piel en hospitales y clínicas repartidas por toda España. Se trata de talleres especializados sobre el cuidado de la piel, antes, durante y después del tratamiento oncológico, impartidos por profesionales de la salud y con la ayuda de voluntarios.

NAVIDADES SOLIDARIAS

Asimismo, estas navidades, La Roche-Posay lanzará la campaña solidaria que ayudará a seguir amplificando su mensaje en favor del paciente oncológico y ayudarle durante el tratamiento. Para ello, va a poner a la venta en farmacia unos cofres solidarios con los cuales, por comprar un tratamiento de rostro, el consumidor recibe de regalo una laca de uñas azul para sumarse al 'movimiento solidario'.

Comprando este cofre, se donará automáticamente un euro al proyecto 'Unidades del Cuidado de la Piel'. Además, si el consumidor comparte una foto en redes sociales con el 'hashtag' '#SumateAlAzul' se duplica la contribución.

Para maximizar el alcance, se llevará a cabo una campaña en Instagram en noviembre, en la que a través del hashtag '#SumateAlAzul', farmacéuticos, médicos, así como consumidores reales e 'influencers' se sumarán al movimiento azul, subiendo su foto en redes sociales para ayudar a La Roche-Posay a ayudar cada día a más pacientes.

Desde el año 2013, La Roche-Posay investiga sobre los efectos cutáneos de los tratamientos oncológicos con el fin de reducirlos y mejorar la adherencia al tratamiento. Para ello, crearon Seskimo Group, un grupo de expertos liderado por dermatólogos y oncólogos especializados en terapias oncológicas y efectos adversos de la piel, que ha identificado las necesidades cosméticas de los pacientes oncológicos y ha creado un protocolo con recomendaciones de cuidados cosméticos y de maquillaje perfectamente adaptados a las necesidades del paciente durante el tratamiento.

Contador