Publicado 02/08/2021 11:37CET

Por qué los enjuagues bucales nunca deben sustituir la rutina de cepillado diario

Archivo - Colutorio
Archivo - Colutorio - DENTAID - Archivo

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

La odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental, Manuela Escorial, recuerda la necesidad de darle un uso adecuado a los enjuagues bucales, y advierte de que, en ningún caso, deben ser un sustituto de la rutina de cepillado diario.

"Aparecen casos de personas que eliminan el cepillado de su rutina para limitarse al uso de colutorios, derivando en un abuso de estos productos que trae una peor higiene bucodental y algún problema oral. Siempre se debe tener presente que el enjuague bucal no puede ser, en ningún caso, un sustituto de la rutina de cepillado diario", afirma Escorial.

"Es infinitamente más importante el cepillado y el uso de dispositivos que permitan limpiar los espacios entre los dientes donde el cepillo normal no llega junto con el cepillado de la lengua", añade.

El uso adecuado de estos enjuagues comienza por determinar qué producto se necesita, ya que existe una amplia gama de colutorios que buscan solucionar problemas concretos de la salud bucodental (caries, halitosis, sensibilidad, infantil). En caso de no tener un problema concreto y simplemente se quiera usar como complemento, se recomienda el uso de enjuagues sin alcohol.

"Además de contribuir a eliminar la placa dental, los colutorios también son útiles en determinadas afecciones dentales, como la sequedad bucal, situaciones de hipersensibilidad dentaria, prevención de caries o de procesos que favorezcan desmineralización del esmalte como los tratamientos de ortodoncia mediante brackets. También son eficaces en el tratamiento de determinadas infecciones bucales, tras procedimientos quirúrgicos o la aparición de aftas o úlceras bucales", explica Escorial.

El momento del día y la frecuencia de uso de estos enjuagues debe ser indicada por el odontólogo, no obstante, dos veces al día suele ser lo recomendado. En este sentido, esta especialista explica que existen enjuagues que pueden ser utilizados a diario y otros que deberán ser pautados de forma limitada dentro de un tratamiento. "Pacientes con dificultades para la higiene pueden verse muy favorecidos por el uso de enjuagues; además, un enjuague de uso diario debe ser seguro, rápido, fácil de utilizar económico y eficaz en esos lugares donde no llegamos con el cepillo", concluye.

Para leer más