Actualizado 10/09/2015 11:38 CET

El 95% de los implantes dentales funcionan al cabo de 15 años

Implante dental
Foto: GETTY/VLADRU

MADRID, 17 Ene. (INFOSALUS) -

   Aproximadamente el 95 por ciento de los implantes dentales, o tornillos que se colocan en el hueso de las piezas, siguen funcionando pasados 15 años, lo que supone una "buena estadística" en el ámbito de las ciencias de la Salud y hace que sea una opción terapéutica en auge, ha destacado el director de la clínica i2 Implantología, el doctor Luis Cuadrado de Vicente.

   El experto ha señalado a Europa Press que estos tratamientos llegaron  a España en los años 80, "época en la que los resultados comenzaron a ser estandarizables de unos dentistas a otros en función del procedimiento". "A partir de entonces ha experimentado un gran incremento porque aporta una solución más estable, funcional y fisiológica, ya que permite hacer grandes rehabilitaciones en masticación, fonación, y por supuesto, en estética", ha detallado.

   Por ello, ha proseguido, la creciente información de esta práctica en Internet y las experiencias personales con ella que se han ido transmitiendo a familiares, amigos y conocidos, "son factores que favorecen la subida en la tasa de colocación de implantes en el país, y que esta opción forme parte del arsenal de tratamientos de cualquier clínica".

   Según ha explicado, la alternativa a los implantes eran las prótesis removibles ("de quitar y poner") de toda la arcada o de algunas piezas; o fijas reduciendo los dientes alrededor del defecto, lo que hacía que "se sacrificase el tejido sano".

   En la actualidad, las principales causas por las que se recurre a la colocación de un implante son la ausencia de alguna pieza dental o llevar muchos años con una "dentadura de vaso de agua" o prótesis removible, que "en muchos pacientes también conlleva la falta de hueso". En cuanto al precio, el odontólogo ha indicado que un implante con el material que "a todos deberían colocarnos en la boca", no debería estar nunca por debajo de los 600 o 700 euros".

IMPLANTE CIGOMÁTICO, PARA PACIENTES "DESAHUCIADOS DEL MAXILAR SUPERIOR"

   En esta línea, Cuadrado de Vicente ha destacado la presencia de implantes cigomáticos, normalizados en España hace unos seis años, que se colocan en pacientes que están "desahuciados del maxilar superior", es decir, que han perdido la totalidad del hueso y "nadie les ofrece una alternativa de tratamiento".

   "Se trata de un implante más largo, que se coloca normalmente con anestesia general en la parte superior del maxilar (zona del pómulo)", ha concretado. "El paciente entra en el quirófano con su dentadura completa "de quitar y poner", -que en la mayoría de casos la lleva desde hace más de 40 años-, y se le ponen cuatro implantes y prótesis fija atornillada". En palabras del experto, "es el nicho de tratamiento que más satisfacciones aporta, debido a que el paciente vuelve a experimentar sensaciones como volver a saborear y siente más seguridad en sí mismo".

   Asimismo, desde el punto de vista estético, ha subrayado que "permite soportar los tejidos faciales, por ejemplo de las personas mayores que tienen los labios hundidos". "El precio de este tratamiento estaría entorno a los 15.000 euros, si se tienen en cuenta todos los costes de quirófano, anestesista, material protésico, etc", ha estimado.

"ALGUNOS PRECIOS MUY ABARATADOS NO SON DE FIAR"

   Por otro lado, Cuadrado de Vicente ha mostrado su indignación respecto a algunos modelos odontológicos en los que se fijan precios "comerciales", intando abaratar el uso y la calidad de los materiales, lo que da lugar en muchos casos a "problemas de salud a largo plazo". "La Odontología es una rama de las ciencias de la Salud que debe ser considerada y valorada como tal, no como un negocio para hacerse millonario", ha espetado.

   En este sentido, ha expresado que al final hay que trabajar pensando que "hay que colocar en la boca solo aquello que dejaríamos que nos colocasen a nosotros o a nuestros familiares". "Es necesario ver que hay un paciente con un problema y ofrecerle una atención ética, seria y de calidad", ha concluido.