Actualizado 10/11/2020 23:23 CET

Simón celebra los datos "muy esperanzadores" sobre la vacuna de Pfizer, pero puntualiza que son preliminares

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ofrece una rueda de prensa para informar sobre la evolución de la pandemia de coronavirus
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ofrece una rueda de prensa para informar sobre la evolución de la pandemia de coronavirus - EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL - Europa Press

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha celebrado que los datos sobre el ensayo fase III de los laboratorios BioNTech y Pfizer sobre su candidato a vacuna contra el COVID-19, denominado formalmente BNT162b2, son "muy esperanzadores", pero ha insistido en que se trata de un "análisis preliminar".

En rueda de prensa este martes, el epidemiólogo del Ministerio de Sanidad ha resaltado que la eficacia vacunal del 90 por ciento del candidato de acuerdo con estos resultados primarios es un dato "muy favorable", que "invita al optimismo".

"Pero tenemos que tener un poquito de cuidado. Es un análisis intermedio, preliminar... Tenemos que esperar a que se cubra el periodo del estudio. Aunque los resultados son muy favorables, podrían variar tanto hacia arriba como hacia abajo según lo que pase en los próximos análisis", ha puntualizado.

Al respecto, Simón ha indicado que, en cualquier caso, parece claro que la vacuna estará "por encima" del 70 por ciento que debe tener una vacuna para garantizar que "tenga un impacto necesario para controlar la pandemia". "Los datos son muy esperanzadores, tenemos que congratularnos por ello", ha indicado.

El epidemiólogo ha resaltado que es "muy posible" que en enero España ya cuente con dosis de esta vacuna, tal y como ha señalado este martes el ministro de Sanidad, Salvador Illa. "Es muy posible que tengamos para vacunar en enero. No tenemos certeza. Tienen que pasar un proceso de autorización. Es muy posible que en enero se pueda vacunar. Lo que no podemos es vacunar a todo el mundo. Hay que hacer priorización de grupos", ha apostillado.

Sobre las peculiares características de esta vacuna (debe ser conservada a -80ºC), Simón ha asegurado que "la propia empresa tiene ya preparados unos contenedores específicos para mantener a temperatura la vacuna durante un plazo de 15 días", con el objetivo de que no se rompe la cadena del frío y, así, pierda efectividad.

Simón también ha explicado que se ha establecido un grupo de trabajo con responsables de las comunidades autónomas y expertos para elaborar un documento para establecer la logística de vacunación, que llegará al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) cuando esté listo y una vez se tengan más certezas sobre la llegada de una de las vacunas.

El epidemiólogo ha descartado, no obstante, que una de las vacunas 'españolas' en desarrollo compita con la llegada de otras en enero o en los primeros meses del año. "Es posible que tengamos vacunas españolas a partir del segundo semestre del año 2021. Son varias, ocho o diez, con posibilidad de eficacia y desarrollo relativamente cortos. Pero ahora mismo ninguna vacuna española va a estar disponible para enero, final de diciembre, febrero o marzo", ha afirmado.

Este ensayo clínico de Pfizer consiste en la administración bien de dos dosis de esta vacuna o bien de dos dosis de un placebo. Esto se hace a doble ciego, es decir, sin que ni los voluntarios ni los profesionales sanitarios que monitorizan su salud sepan cuál de las dos opciones han recibido. La razón es evitar que esta información pueda sesgar de alguna manera la interpretación de los resultados. Hasta la fecha se han reclutado 43.538 participantes (entre ambos grupos) y en todos ellos se ha llevado a cabo un seguimiento, identificándose todos los casos de COVID-19 que se han producido.

En el protocolo del ensayo estaba predeterminado llevar a cabo un análisis intermedio al llegar a los 94 casos positivos de COVID-19 ya que se consideraba que este número podría arrojar evidencia suficiente para valorar de forma inicial la eficacia de la vacuna. Es en ese momento cuando se identifica cuántas de esas personas que han desarrollado la enfermedad habían recibido el placebo y cuantas el candidato a vacuna. Del análisis de estos datos preliminares es de donde extrae el laboratorio que la eficacia vacunal es del 90 por ciento.

524357.1.260.149.20201110190030
Vídeo de la noticia
Contador

Para leer más