Publicado 04/06/2021 17:15CET

MSF lamenta que Bruselas no acabe con las patentes de las vacunas Covid-19 y solo pida acciones voluntarias

Un sanitario sostiene una vacuna contra el Covid-19, a 1 de junio de 2021, en el Hospital Isabel Zendal, en Madrid, (España). La Comunidad de Madrid comenzó ayer, 31 de mayo, a vacunar a las 213.300 personas menores de 60 años que recibieron la primera do
Un sanitario sostiene una vacuna contra el Covid-19, a 1 de junio de 2021, en el Hospital Isabel Zendal, en Madrid, (España). La Comunidad de Madrid comenzó ayer, 31 de mayo, a vacunar a las 213.300 personas menores de 60 años que recibieron la primera do - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Médicos Sin Fronteras (MSF) considera que la propuesta de la Unión Europea a la exención de la propiedad intelectual COVD-19 "es una maniobra para sustituir una solución legal concreta, respaldada por más de 100 países, por acciones voluntarias de las farmacéuticas".

Antes de la reunión del Consejo de los Acuerdos de la OMC sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) que tendrá lugar el 8 y el 9 de junio, se han hecho públicas las propuestas elaboradas por la Unión Europea, que esbozan una contrapropuesta a la exención de los ADPIC.

La contrapropuesta de la UE incluye tres puntos sobre las licencias obligatorias que, según señala Yuanqiong Hu, asesora legal y de políticas de la Campaña de Acceso de Médicos Sin Fronteras, "en su mayoría, ya existen en las disposiciones y prácticas actuales del Acuerdo sobre los ADPIC". A su juicio, la UE ignora algunas correcciones que son esenciales para superar las deficiencias de las normas actuales sobre licencias obligatorias.

El análisis de MSF, continua, "ha demostrado que las licencias obligatorias por sí solas no serían suficientes para lograr el acceso urgente a herramientas médicas del COVID-19 vitales, incluso para la propia UE, durante esta pandemia".

Además, recuerda que la contrapropuesta de la UE solo se aplica a las barreras de las patentes, y no aborda las barreras de la propiedad intelectual en el sistema regulatorio u otras formas de la propiedad intelectual a las que se debe renunciar cuando los países y los fabricantes buscan ampliar la fabricación y el suministro de vacunas, medicamentos y otras tecnologías sanitarias de COVID-19.

Asimismo, concluye, "tampoco menciona la necesidad de garantizar el acceso a un suministro sostenible de pruebas diagnósticas ni a otros dispositivos vitales más allá de las vacunas y los productos terapéuticos".

Para leer más