Carcedo adelanta que en 2020 se convocarán 450 nuevas plazas de médicos y 301 de enfermería

Actualizado 04/03/2019 14:37:08 CET
Maria Luisa Carcedo, ministra de Sanidad presidiendo el CISNS
EUROPA PRESS

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha adelantado este lunes, a la entrada al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), que para el año 2020 se van a convocar 450 nuevas plazas para Médico Interno Residente (MIR) y 301 para Enfermería, lo que supondrá un total de 780 nuevas plazas de formación de especialistas.

"Fruto de los trabajos bilaterales realizados con las comunidades autónomas hemos identificado unas 450 plazas para médicos y 301 enfermeros. Con estas medidas pretendemos dar solución a los problemas actuales que tenemos en algunas comunidades autónomas y en los servicios de Atención Primaria", ha dicho Carcedo.

Asimismo, la ministra ha destacado que en el CISNS se va a aprobar el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (2019-2021), un asunto que, tal y como ha recordado, preocupa "mucho" a los sistemas nacionales de salud y, más aún, si se tiene en cuenta que cada año 33.000 personas mueren en Europa por bacterias resistentes a los medicamentos, de las cuales 3.000 se producen en España.

Otros puntos del orden del día son la presentación de los documentos validados por el grupo de trabajo institucional del Plan de abordaje de las terapias avanzadas en el Sistema Nacional de Salud: medicamentos CAR-T; o la compra centralizada de unos 25.000 productos sanitarios en el Sistema Nacional de Salud.

"Vamos a tratar asuntos que preocupan en el día a día a los profesionales sanitarios", ha dicho Carcedo, para avisar a los consejeros de Sanidad de las distintas comunidades autónomas, que se han quejado por haberse celebrado este CISNS un día de la disolución de las Cortes, que la Constitución española "sólo dice que se las para las Cortes, pero no la Administración".

Por ello, la ministra de Sanidad ha defendido la convocatoria de esta reunión, asegurando que su departamento ministerial "no va a poner encima de la mesa ninguna excusa para dejar de trabajar ni un segundo" por el buen funcionamiento de las instituciones públicas y, especialmente, de los servicios públicos.