Las agresiones a médicos disminuyeron un 16% en 2012, con 416 casos

Actualizado 20/03/2013 13:51:17 CET
EUROPA PRESS

El 18% conllevaron lesiones y el 15%, baja laboral

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las agresiones a médicos en España disminuyeron un 16 por ciento en 2012 llegando a las 416, ochenta casos menos que el año anterior, de las que el 18 por ciento conllevaron lesiones y el 15 por ciento baja laboral, según ha mostrado el último informe del Observatorio de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC), presentado este miércoles con motivo del Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario.

Se trata, por tanto, de una "reducción importante" del número de agresiones que sufren los médicos y que, en el año 2012, padecieron especialmente las mujeres (55%). Este porcentaje se opone al de 2011, donde los hombres sufrieron más agresiones (53%) frente al 47% de las mujeres.

En cuanto a la distribución por tramos de edades en los que se producen estos hechos, los médicos de 46 a 55 años representan el 37 por ciento de los agredidos, seguidos de los de 36 a 45 años con un 28 por ciento y, de 56 a 65, con un 19 por ciento. No obstante, los jóvenes de entre 26 y 35 años representan el 14 por ciento de los profesionales que han recibido algún tipo de agresión y los mayores de 66 años, el 2 por ciento.

Según ha informado el secretario general de la OMC, Serafín Romero, la mayor parte vienen motivadas por "discrepancias" en la atención médica (27%), por el tiempo en ser atendido (14%), por no recetar el medicamento propuesto por el paciente (12%), por discrepancias personales (9%), por emitir informes médicos no acordes con sus exigencias (6%), por la incapacidad laboral (5%) o por malestar en el funcionamiento del centro (5%).

"Que haya aumentado el tiempo en ser atendido como consecuencia de la crisis económica y, por tanto, las agresiones puede significar que algo no está funcionando bien", ha comentado Romero, quien ha informado de que, además, el informe ha desvelado, un año más, que el sector sanitario público es donde se producen la mayor parte de estas conductas violentas, con un 89 por ciento de los casos, frente al 11 por ciento del sector privado.

En este sentido, sigue siendo la Atención Primaria donde se producen la mayoría de las agresiones (68%) dado que en ella se engloban las consultas y las urgencias extrahospitalarias. Por su parte, en el ámbito hospitalario se producen el 19 por ciento de las agresiones y el 13 por ciento en otros espacios sanitarios. Asimismo, de todos ellos, el 65 por ciento se realizan en la consulta y/o internamiento, el 22 por ciento en Urgencias y el 13 por ciento en otros lugares.

En relación a los agresores, el informe de la OMC muestra que el 28 por ciento de los casos son familiares del enfermo; el 28 por ciento son pacientes sin cita previa; el 25 por ciento son pacientes programados y el 19 por ciento son usuarios del centro donde se producen las agresiones. De ellos, el 58 por ciento no tienen antecedentes, el 17 por ciento cuenta con antecedentes psiquiátricos, el 15 por ciento tiene una enfermedad crónica y el 10 por ciento restante presentan antecedentes relacionados con las drogas.

"Las agresiones se suelen producir cuando hay un fallo en las expectativas que tienen los pacientes con los profesionales sanitarios. No obstante, llama la atención de que a pesar de los recortes y del aumento de las listas de espera no se ha producido un aumento en el número de agresiones", ha comentado el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, quien ha avisado de que, a pesar de estas "buenas cifras, no es tolerable ni una sola de las acciones violentas que se producen".

29 DELITOS Y 75 FALTAS

Por otra parte, el Observatorio de Agresiones ha analizado por primera vez las sentencias que se han producido como consecuencia de las denuncias efectuadas por los profesionales médicos por estas agresiones. En concreto, de las acciones emprendidas desde los colegios de médico, el 70 por ciento se efectuaron diligencias, en el 68 por ciento se presentaron denuncia y en el 46 por ciento se celebró juicio.

Asimismo, de las 83 sentencias analizadas por el Observatorio, 29 conllevan delitos por atentado contra la autoridad pública, lesiones y amenazas, y 77 por faltas como, por ejemplo, lesiones, maltrato, injurias, vejaciones, amenazas, coacciones, hurto, daños o por debido respeto al orden público.

En este sentido, Romero ha advertido de que hay artículos del Código Penal que catalogan unos delitos mientras otros, diferentes, interpretan las lesiones y las amenazas. Un hecho que, a su juicio, puede ser "peligroso" debido a que puede que se esté tratando como un delito de falta una agresión o viceversa.

"Nos preocupa que haya algunas interpretaciones que puedan estar conllevando a no tomar decisiones con respecto a este tema en el ámbito de diferentes juzgados con diferentes interpretaciones", ha enfatizado el secretario general de la OMC.

Por este motivo, los dirigentes de la OMC se van a reunir este miércoles con el ministro de Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón, para trasladarle todas estas inquietudes e intentar que se unifiquen los criterios judiciales y, al mismo tiempo, agradecer su compromiso con la lucha contra las agresiones a los médicos.

Por último, Romero ha explicado que hay comunidades autónomas que no tienen establecidos planes concretos con las administraciones públicas o la Fiscalía para denunciar y paliar estas agresiones. En concreto, las algunas de las regiones que no cuentan con estos acuerdos son Galicia, Asturias, Cantabria, La Rioja, Aragón, Extremadura o Murcia.