La dieta contra la hipertensión podría reducir el riesgo de depresión

Comida, verduras, fruta, saludable, pimientos, manzana, zanahorias
GETTY
Publicado 26/02/2018 8:18:31CET

   MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Las personas que comen verduras, frutas y cereales integrales pueden tener tasas más bajas de depresión con el tiempo, según un estudio preliminar hecho público este domingo y que se presentará en la 70ª Reunión Anual de la Academia Estadounidense de Neurología, que se celebra en Los Ángeles, Estados Unidos, del 21 al 27 de abril.

   El estudio encontró que las personas cuyas dietas se adhirieron más estrechamente a la dieta de Enfoques dietéticos para detener la hipertensión (DASH, por sus siglas en inglés) registraban menos probabilidades de desarrollar depresión que las personas que no seguían de cerca la dieta.

   Además de frutas y verduras, la dieta DASH recomienda el consumo de productos lácteos desnatados o bajos en grasa y limita los alimentos con alto contenido de grasas saturadas y azúcar. Los estudios han demostrado beneficios de esta alimentación para la salud, como la reducción de la presión arterial alta y el colesterol malo (LDL), junto con la disminución del peso corporal.

   "La depresión es común en adultos mayores y más frecuente en personas con problemas de memoria, factores de riesgo vascular como presión arterial alta o colesterol alto, o personas que han tenido un accidente cerebrovascular", señala la autora del estudio, Laurel Cherian, del Centro Médico de la Universidad Rush, en Chicago, Estados Unidos.

   "Hacer un cambio en el estilo de vida como cambiar su dieta es a menudo preferible frente a tomar medicamentos, por lo que queríamos ver si la alimentación podría ser una forma efectiva de reducir el riesgo de depresión", explica esta investigadora, también miembro de la Academia Estadounidense de Neurología.

UN 11 POR CIENTO MENOS DE RIESGO DE DEPRESIÓN

   Para el estudio, se evaluó a 964 participantes con una edad promedio de 81 años anualmente durante un promedio de seis años y medio. Fueron monitorizados para evaluar sus síntomas de depresión, como que les molesten cosas que generalmente no los afectaban y sentirse desesperanzados por el futuro. También completaron cuestionarios sobre la frecuencia con la que comían varios alimentos, y los científicos observaron cómo de cerca siguieron los participantes las dietas como la DASH, la mediterránea y la dieta occidental tradicional.

   Los participantes se dividieron en tres grupos en función de cómo de cerca se adherían a las dietas. Las personas de los dos grupos que siguieron la dieta DASH con más atención presentaban menos probabilidades de desarrollar depresión que las personas del grupo que no siguieron de cerca la dieta. Las probabilidades de deprimirse con el tiempo fueron un 11 por ciento más bajas entre el grupo superior de quienes se adhirieron a la alimentación DASH en comparación con el grupo más bajo.

   Por otro lado, cuanto más estrechamente seguían las personas una dieta occidental (una dieta alta en grasas saturadas y carnes rojas y baja en frutas y verduras), más probabilidades tenían de desarrollar depresión. "Ahora se necesitan estudios futuros para confirmar estos resultados y para determinar los mejores componentes nutricionales de la dieta DASH para prevenir la depresión más adelante en la vida y para ayudar a las personas a mantener sus cerebros saludables", dice Cherian, recordando que este estudio no prueba que la dieta DASH conlleva un menor riesgo de depresión; solo muestra una asociación.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.