Las 8 causas más frecuentes del sangrado en las heces: no siempre es cáncer

BAÑO, ESTREÑIMIENTO
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / VCHAL - Archivo
Publicado 30/03/2019 7:59:39CET

   MADRID, 30 Mar. (EDIZIONES) -

   Si vas al baño y te encuentras con que has sangrado es normal que te asustes, porque no es lo habitual a la hora de ir al wc. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos no hay que alarmarse porque el sangrado es benigno, es decir, que no se debe a una enfermedad grave. De hecho, las dos causas más frecuentes del sangrado en heces son las hemorroides y la fisura anal. Nada que ver con el cáncer.

   "Es normal alarmarse porque la sangre es muy escandalosa. Cuando sangras lo primero en lo que piensas es que algo no va bien, pero lo más frecuente es que si hay sangre en las heces no se deba a algo malo, aunque obviamente eso no quita para que sea estudiado por un especialista, especialmente si se tienen más de 50 años", subraya en una entrevista con Infosalus Norberto Mañas, especialista en Aparato Digestivo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

   Así, destaca que no siempre que haya sangre en las deposiciones es por enfermedad grave. De hecho, remarca que las causas más frecuentes no son las oncológicas. Eso sí, pide valorar cómo es la sangre en las heces. "No es lo mismo que esté mezclada con las heces, o que uno haga la deposición normal y encima quede una sangre roja brillante, que suele ser lo más habitual. Éste es el típico caso de hemorroides o de fisura anal. Lo más frecuente es esa mancha de sangre en el papel, y que ésta no siempre se encuentre en la taza del váter. Esto es una patología benigna", subraya el también miembro de la Sociedad España de Patología Digestiva (SEPD) y de la Asociación Española Gastroenterología (AEG).

   Mañas advierte al mismo tiempo de que hay que matizar estas situaciones y, siempre que el sujeto cuente con más de 50 años, lo más conveniente es que acuda al especialista. "Conforme aumenta la edad cambian las causas de sangrado", añade.

   A su vez, insiste en que a través de cómo es la sangre no se puede predecir con certeza que se trate de una cosa u otra. En función de la edad del paciente, de la historia clínica, y de las pruebas que se realicen se verificará de la causa del origen del sangrado, según puntualiza.

   Por ello, resalta que cuanta más información se aporte al médico sobre el ritmo intestinal, sobre cómo es ese sangrado, esa deposición, mejor diagnóstico diferencial se podrá hacer.

   En concreto, cree que hay que atender: "Además de la sangre hay otros síntomas a tener en cuenta. Si el sangrado se une a pérdida de peso, a un cambio en el ritmo intestinal, o va con diarrea, o estreñimiento; o si por ejemplo ese sangrado se acompaña de dolor en el abdomen o de una sensación de masa, o bien si se ha detectado que existe una anemia ferropénica (por pérdida de hierro); el hecho de que la sangre esté mezclada con las heces; que haya coágulo, mocos; que la sangre esté por encima de las heces; así como el color de la misma, rojo brillante (causa de hemorroides o fisura anal) o bien que sea oscura".

PRINCIPALES CAUSAS DEL SANGRADO EN HECES

   Así con todo, el doctor Mañas, también especialista en Aparato Digestivo del HM San Chinarro de Madrid, enumera las 8 principales causas del sangrado en heces, remarcando que todas son benignas, salvo el cáncer, y siendo las más frecuentes las hemorroides y las fisuras anales:

   1.- Hemorroides. Suelen ir más asociadas al estreñimiento y son más frecuentes en mujeres que han estado embarazadas. No son graves. Sangre rojo brillante.

2.- Fisura anal. Es una erosión o herida en la mucosa del ano, muy dolorosa y puede cursar con sangrado. Suele ir muy asociado con el estreñimiento. No es síntoma de enfermedad grave. Sangre rojo brillante.

   3.- Hay unas heces de color negro como el chapapote, como el alquitrán, especialmente malolientes, pegajosas, llamadas por los especialistas 'melenas,' que indican un sangrado del tubo digestivo alto (en la zona del esófago, del estómago o en la primera porción del intestino delgado). Entre las causas se encuentran desde las úlceras gástricas como las duodenales, las esofagitis o quemaduras en el esófago por el reflujo gastroesofágico, o surgen por problemas de hígado. Con unas heces negras sí hay que acudir al médico porque puede tratarse de un caso grave, y hay que valorar si se necesita de una endoscopia urgente o no.

   4.- Los divertículos, unos saquitos que aparecen más frecuente en el colon a partir de los 50, y que provocan un sangrado de sangre roja. Son lesiones benignas que sangran con frecuencia.

   5.- Las angiodisplasias o pequeñas malformaciones arteriovenosas que producen un sangrado, que tampoco es de origen maligno.

   6.- Hay algunas gastroenteritis que cursan con sangrado también.

   7.- En el colon e intestino son frecuentes las enfermedades inflamatorias como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, que pueden cursar con sangrado.

   8.- El cáncer gástrico o de esófago, y el cáncer de colon. Afortunadamente son las causas menos frecuentes de sangrado en heces. El sangrado en un tumor del tubo digestivo alto son 'melenas'.

QUÉ SUCEDE SI SE TIENEN MÁS DE 50 AÑOS

   Con todo ello, el experto en Aparto Digestivo remarca que la edad es importante a la hora de que aparezca un sangrado de heces. De hecho, recuerda que son muchas las comunidades autónomas que ya tienen instaurado un programa de cribado de cáncer de colon y recomienda que, aunque no se tengan síntomas de sangrado (el cáncer de colon es asintomático a veces), se acuda al médico para participar en él y descartar esta patología, muy frecuente entre los hombres y las mujeres a partir de esa edad.

   "En una persona más joven la presencia de sangrado generalmente no reviste de gravedad, pero si el paciente se alarma puede consultar al médico quien, en función de su historial y de las pruebas que determine, estudiará su caso", sentencia el especialista del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Para leer más