Aliviar los síntomas

Hacer frente a la menopausia

Actualizado 29/06/2015 11:55:06 CET
<!-- inicio multimedia -->
Mujer madura
Foto: GETTY

MADRID, 11 May. (Infosalus/EP) -

   En la mujer, los cambios físicos asociados a la mediana edad pueden menoscabar de forma temporal su calidad de vida. Adoptar hábitos más saludables, tener una actitud positiva y no dejar de actuar frente a las molestias cotidianas pueden ser opciones más que suficientes para superar esta etapa.

   Según señalan en el blog de la estadounidense Clínica Mayo (http://www.mayoclinic.org) los sofocos, los sudores nocturnos, la sequedad vaginal son sólo algunos de los síntomas que podrían experimentar las mujeres en la transición a la menopausia. Como bien señalan los especialistas en este sitio web, estos síntomas podrían no durar para siempre pero eso no los hace menos molestos cuando se convive con ellos.

   Los facultativos de esta institución médica señalan algunos consejos sobre cambios en el estilo de vida que podrían ayudar a aquellas mujeres con síntomas menopáusicos a afrontar esta etapa:

* Refrescar los sofocos: es mejor vestirse con prendas superpuestas que se puedan ir quitando para superar el calor, tener a mano un vaso de agua fría o dirigirnos a algún lugar más fresco. Es útil intentar descubrir qué desencadena el sofoco. Para muchas mujeres, los desencadenantes pueden incluir las bebidas calientes, la cafeína, alimentos picantes, alcohol, estrés, temperaturas altas e incluso una habitación templada.

* Disminuir el malestar vaginal: se pueden utilizar lubricantes o cremas vaginales con base de agua de venta sin receta. Hay que elegir productos que no contengan glicerina, que produce quemazón o irritación en mujeres que son sensibles a este componente químico. Tener una vida sexual activa también ayuda ya que aumenta el flujo sanguíneo a la vagina.

* Dormir lo suficiente: evitar la cafeína, que puede hacer difícil coger el sueño, y beber demasiado alcohol, ya que altera el sueño. El ejercicio es mejor realizarlo durante el día y no justo antes de ir a dormir. Si los sofocos alteran el sueño, es útil buscar la forma de controlarlos para conseguir un descanso adecuado.

* Practicar técnicas de relajación: las técnicas como la respiración profunda, la respiración rítmica, la visualización guiada, el masaje y la relajación muscular progresiva pueden ayudar a aliviar los síntomas menopáusicos. Se pueden encontrar una variedad de libros, CDs y recursos en Internet sobre los diferentes ejercicios de relajación.

* Reforzar el suelo pélvico: los ejercicios de la musculatura de suelo pélvico, llamados ejercicios de Kegel, pueden mejorar varias formas de incontinencia urinaria.

* Comer de forma saludable: se recomienda seguir una dieta equilibrada que incluya una variedad de frutas, vegetales y productos integrales y que limite las grasas saturadas, aceites y azúcares. El médico de familia puede orientar sobre la necesidad de tomar suplementos de calcio y vitamina D para alcanzar las cantidades mínimas diarias que necesita el organismo.

* No fumar: el tabaco aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca, ictus, osteoporosis, cáncer y una variedad de problemas de salud. El tabaquismo podría también aumentar los sofocos y adelantar la menopausia.

* Practicar ejercicio de forma regular: realizar actividad física o ejercicio de forma habitual en la mayoría de los días de la semana protege frente a la enfermedad cardiaca, la diabetes, la osteoporosis y otros trastornos asociados con el envejecimiento.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter