Contador

Implante capilar: ¿qué técnica es mejor?

Calvo, calvicie, alopecia
GETTY
Publicado 21/11/2016 12:11:29CET

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las técnicas más utilizadas para combatir la alopecia mediante terapia quirúrgica son la FUE; en lo que va de año, el 54,19 por ciento ha optado por este método, y la FUSS; elegida por el 45,80 por ciento de los pacientes para un tratamiento de microtrasplante capilar, según estadísticas de la clínica Medical Hair de Madrid.

El método en el que la extracción de las unidades foliculares se realiza una a una directamente de la zona donante del paciente es conocido como FUE por sus siglas en inglés (Follicular Unit Extraction) y la colocación en el área receptora del paciente se realiza mediante micro incisiones donde se colocan las unidades foliculares. Para ello, se utiliza el 'micropunch', un bisturí cilíndrico cuyo diámetro oscila dependiendo de los cabellos que tenga la unidad folicular a extraer, la orientación y profundidad de la epidermis.

"Se trata de una técnica que requiere de innovación tecnológica y de un elevado número de expertos por sesión, pero que permite trasplantar mayor cantidad de cabellos. Hasta 3000 unidades foliculares, las cuales pueden tener entre uno y cinco cabellos cada una", ha explicado el director médico de Medical Hair España, el doctor Horacio Foglia.

La 'FUSS' o 'Follicular Unit Strip Surgery' consiste en la extracción de una lonja de piel y cabello, de la que se obtienen las unidades foliculares, con un tamaño variable en función del grado de alopecia del paciente pero con un máximo para que no queden cicatrices visibles. Una vez extraída la materia prima, se seleccionan las unidades foliculares una a una bajo microscopio para luego implantarlas en zonas desprovistas de pelo.

En la 'FUSS', las unidades de uno y dos cabellos se utilizan para la primera línea y entradas, y las de tres y cuatro, sirven para dar densidad y volumen, de forma que se obtiene un resultado totalmente natural.

LOS HOMBRES, LOS QUE MÁS DEMANDAN ESTA TÉCNICA

El injerto capilar consiste en extraer las unidades foliculares de las zonas en las que el pelo genéticamente no se cae, las denominadas 'zonas donantes', que son la nuca y los laterales de la cabeza para, posteriormente trasplantarlas en las zonas carentes o receptoras.

Los hombres han sido los mayores demandantes del implante capilar, aunque cada vez hay más mujeres que se someten a este tratamiento, según esta clínica, para el tratamiento de problemas capilares. El porcentaje de pacientes intervenidos quirúrgicamente en esta clínica es del 91,11 por ciento de hombres y el 8,88 por ciento de mujeres.

Las principales causas de la calvicie se deben, en el 95 por ciento de los casos, a la alopecia androgenética, que consiste en un conjunto de factores de orden hormonal y hereditario que afecta solamente a la parte frontal y superior de la cabeza.

Aunque existen también otros tipos de alopecia como son la congénita y la adquirida; el primer tipo es poco frecuente y hace referencia a la ausencia de cabello desde el nacimiento. Por su parte, la alopecia adquirida tiene dos variantes: no cicatriciales, se pierde el cabello pero no el folículo piloso y, en algunos casos, puede regenerarse; y cicatriciales, en las que se produce la pérdida del folículo piloso y nunca podrá regenerarse salvo con cirugía.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter