Publicado 21/10/2021 07:39CET

Las vacunas ofrecen una fuerte protección contra la muerte por la variante Delta

Archivo - 3D illustration, coronavirus, covid-19
Archivo - 3D illustration, coronavirus, covid-19 - MAKSIM TKACHENKO - Archivo

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La vacunación tiene una eficacia superior al 90% en la prevención de las muertes por la variante Delta del Covid-19, según los primeros datos de mortalidad en Reino Unido en un estudio publicado en el 'New England Journal of Medicine'.

La vacuna de Pfizer-BioNTech tiene una eficacia del 90% y la de Oxford-AstraZeneca del 91% en la prevención de muertes en personas doblemente vacunadas, pero que han dado positivo al coronavirus en la comunidad, según la investigación.

El estudio, que utiliza datos de la plataforma de vigilancia de Covid-19 EAVE II en toda Escocia, es el primero en mostrar en todo un país la eficacia de las vacunas para prevenir la muerte por la variante Delta, que es ahora la forma dominante de Covid-19 en el Reino Unido y en muchos otros países.

Los investigadores analizaron los datos de 5,4 millones de personas en Escocia entre el 1 de abril y el 27 de septiembre de 2021. Durante este periodo, 115.000 personas dieron positivo a Covid-19 a través de una prueba PCR realizada en la comunidad, en lugar de en el hospital, y se registraron 201 muertes a causa del virus.

La vacuna de Moderna también está disponible en Escocia y no se han registrado muertes en las personas que se han vacunado doblemente con ella. En consecuencia, no ha sido posible estimar su eficacia en la prevención de la muerte, apuntan los investigadores.

Los investigadores definieron la muerte por Covid-19 como cualquier persona que falleciera en los 28 días siguientes a una prueba de PCR positiva, o con Covid-19 registrado como causa de muerte en su certificado de defunción.

El equipo de investigación de las Universidades de Edimburgo y Strathclyde y de Salud Pública de Escocia analizó un conjunto de datos en el marco del proyecto EAVE II, que utiliza datos anónimos de pacientes vinculados para seguir la pandemia y el despliegue de la vacuna en tiempo real.

Los investigadores afirman que, para aumentar la confianza en estos primeros resultados, es necesario repetir la investigación en otros países y entornos, y con un mayor tiempo de seguimiento tras la vacunación completa.

El equipo señala que, debido a la naturaleza observacional del estudio, los datos sobre la eficacia de la vacuna deben interpretarse con precaución y no es posible hacer una comparación directa entre ambas vacunas.

El profesor Aziz Sheikh, director del Instituto Usher de la Universidad de Edimburgo y líder del estudio EAVE II, apunta que, "teniendo en cuenta que la variante Delta es ahora la cepa dominante en muchos lugares del mundo y que plantea un mayor riesgo de hospitalización que las variantes anteriores observadas en el Reino Unido, es tranquilizador ver que la vacunación ofrece una protección tan alta contra la muerte muy poco después de la segunda dosis".

"Si todavía no han aceptado la oferta de vacunarse, les animo a que lo hagan en base a los claros beneficios que ofrece", añade.

Por su parte, el profesor Chris Robertson, de la Universidad de Strathclyde y de Salud Pública de Escocia, resalta que "este estudio muestra el valor de realizar análisis de datos sanitarios rutinarios disponibles casi en tiempo real".

"Nuestros hallazgos son alentadores al mostrar que la vacuna sigue siendo una medida eficaz para protegernos a nosotros mismos y a los demás de la muerte por la variante más dominante de Covid-19 --continúa--. Es muy importante validar estos primeros resultados en otros entornos y con un estudio de seguimiento más largo".

Para leer más