Publicado 09/06/2022 07:43

Prevenir los partos prematuros o nacimientos con bajo peso podría aumentar la educación y los ingresos

Archivo - Bebé prematuro.
Archivo - Bebé prematuro. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ONDROOO - Archivo

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Reducir el exceso de prevalencia del bajo peso al nacer, de los nacimientos prematuros o de los nacimientos pequeños para la edad gestacional en los países de ingresos bajos y medios puede suponer importantes ganancias de capital humano a largo plazo, tanto en lo que respecta a la escolarización como a los ingresos a lo largo de la vida, según un nuevo estudio publicado en la revista de acceso abierto 'PLOS Global Public Health'.

Se calcula que, a nivel mundial, el 14,6% de los nacidos vivos tienen bajo peso, el 10,6% son prematuros y el 27,0% son pequeños para la edad gestacional. Aunque la contribución global de los resultados adversos del nacimiento a la morbilidad y la mortalidad infantil está bien documentada, las posibles consecuencias escolares y económicas a largo plazo han sido menos estudiadas.

En el nuevo estudio, la investigadora Mia Blakstad, de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard (Estados Unidos) y sus colegas utilizaron datos recopilados previamente sobre los resultados de los nacimientos y la demografía de la población a partir de una serie de fuentes de libre acceso y estudios anteriores. Modelaron el impacto potencial de reducir los resultados adversos de los nacimientos a los mínimos teóricamente posibles en 121 países de ingresos bajos y medios.

El equipo calculó que, en los 121 países, reducir el bajo peso al nacer al mínimo teórico del 3,2% podría suponer 20,3 millones de años escolares adicionales y 68.800 millones de dólares (unos 63.433 millones de euros) en ganancias de ingresos a lo largo de la vida por cohorte de nacimiento.

Reducir los nacimientos prematuros al 5,5% podría suponer unas ganancias estimadas de 9,8 millones de años escolares y 41.900 millones de dólares (unos 39.000 millones de euros) en ingresos a lo largo de la vida. Y la reducción de los nacimientos pequeños para la edad gestacional al 10% podría aportar 39,5 millones de años escolares y 113.600 millones de dólares (unos 106.000 millones de euros) de ingresos a lo largo de la vida.

Las ganancias variaron según las regiones, y algunas de las mayores ganancias, tanto en logros educativos como en ingresos a lo largo de la vida, se observaron en el sur de Asia y en el África subsahariana.

Los autores concluyen que las repercusiones de las intervenciones para mejorar los resultados de los nacimientos tienen efectos de largo alcance, más allá de los beneficios más inmediatos sobre la mortalidad infantil, el crecimiento y el desarrollo, y podrían proporcionar importantes rendimientos de capital humano a nivel de la población.

"Descubrimos que la inversión global para reducir el número de bebés que nacen demasiado pronto o demasiado pequeños hoy puede devolver miles de millones de dólares en ganancias de mano de obra en el futuro", destacan.

Contador