Actualizado 09/09/2015 9:05:27 +00:00 CET

Las mujeres que siguen el tratamiento correcto para el hipotiroidismo pueden quedarse embarazadas

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Las mujeres que padecen hipotiroidismo y que están tratadas correctamente pueden quedarse embarazadas, aunque tienen que consultar con un médico para ajustar la dosis de tiroxina y para iniciar los suplementos de yodo, ácido fólico y vitamina B12, según la web 'www.cuidatutiroides.com', comunidad concebida para la concienciación y sensibilización sobre trastornos de tiroides, hipotiroidismo e hipertiroidismo de la compañía químico-farmacéutica Merck y la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

   Sobre si la afectada puede dar el pecho a su hijo, expertos que han participado en la elaboración de los contenidos de la web han asegurado que la lactancia no está contraindicada, aunque la mujer padezca una alteración de la glándula tiroides y esté sometida a tratamiento farmacológico para el hipotiroidismo.

   "Lo que es fundamental es que el hipotiroidismo esté tratado, debido a que la presencia de la hormona tiroidea es requisito fundamental para que se inicie la producción de leche", precisan.

   Por otro lado, descartan que esta disfunción esté relacionada con la aparición de obesidad, aunque ha precisado que, al producirse una disminución de actividad en el metabolismo de la mujer, se puede producir un posible aumento de peso.

   "El hipotiroidismo está controlado, unido a un estilo de vida saludable, ejercicio moderado y una dieta adecuada, la persona afectada mantendrá su peso y actividad normal", señalan.

   El hipotiroidismo causa síntomas físicos y psicológicos pero, en cualquier caso, su tratamiento no implica graves efectos colaterales. "El tratamiento del hipotiroidismo no tiene ningún efecto colateral o indeseable y es seguro a todas las edades, con el adecuado control y seguimiento médico del mismo", dicen.

   Otro de los mitos de esta disfunción pasa por no hacerse más controles tras el diagnóstico. Sin embargo, los controles periódicos son necesarios para detectar cualquier variación en la TSH --la hormona de la hipófisis que regula la función tiroidea--.

   Por esa razón, siempre hay que hacer los controles periódicos, al menos una vez al año, o a las 6-8 semanas si lo solicita el médico. "Es importante, para los pacientes recién diagnosticados, que tengan paciencia durante los primeros meses, porque el tratamiento del hipotiroidismo tarda un tiempo en regularizarse", apuntan.

   Sobre si la soja causa hipotiroidismo, este experto ha descartado este hecho. "Lo que de verdad ocurre es que la soja interfiere en la capacidad de absorción intestinal de hormona tiroidea en el tratamiento sustitutivo del hipotiroidismo", concluyen.

   El hipotiroidismo es una de las disfunciones que pueden afectar a la glándula tiroides. Este pequeño órgano, ubicado en el cuello y con forma de mariposa, es el encargado de controlar nuestro metabolismo. Produce, almacena y libera hormonas tiroideas, fundamentales para el buen funcionamiento de nuestros órganos y tejidos.