Publicado 18/03/2021 18:36CET

La mala calidad del aire, una de las primeras causas de muertes evitables en el mundo

Jornadas SEPAR-Philips ‘Por la calidad del aire. Cambio climático y salud’
Jornadas SEPAR-Philips ‘Por la calidad del aire. Cambio climático y salud’ - PHILIPS

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

La mala calidad del aire es una de las principales causas de muertes evitables en el mundo, según ha advertido el doctor Carlos Jiménez-Ruiz, presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), en la inauguración de ciclo de coloquios 'Por la calidad del aire. Cambio climático y salud', puesto en marcha por esta sociedad médica en colaboración con Philips Ibérica.

"En España la gente se muere mucho más por culpa de la contaminación que por accidentes de tráfico, hasta 30.000 muertes al año", sostiene la doctora Isabel Urrutia, neumóloga del Hospital Universitario de Galdakao y coordinadora del Área de Medio Ambiente de SEPAR, quien añade que vivir en grandes ciudades aumenta el riesgo de complicaciones en pacientes con enfermedades pulmonares crónicas como EPOC o asma.

"Se habla siempre de la dieta, el ejercicio y el sueño como los pilares fundamentales de la salud, pero tenemos que empezar a incorporar la salud respiratoria como un cuarto pilar", ha afirmado al respecto Javier González Cappa, responsable de la Unidad de Sueño y Salud Respiratoria de Philips Ibérica.

Este ciclo de coloquios se enmarca dentro del Año SEPAR por la calidad del aire, cambio climático y salud, que tiene el triple objetivo de concienciar "a la población general, a los profesionales y a las autoridades sanitarias" sobre la incidencia de la mala calidad del aire en la salud de las personas, según el doctor Jiménez-Ruiz.

"La población tiene dudas y es necesario que los expertos las despejemos y contribuyamos a mejorar su salud respiratoria", apunta el doctor Germán Peces-Barba, vicepresidente de SEPAR y moderador del primer coloquio.

Para ello, además de los coloquios organizados junto a Philips para aumentar la concienciación de la población sobre la importancia de una buena calidad del aire para la salud, SEPAR desarrollará cursos de formación sobre medio ambiente y salud dirigidos a neumólogos.

"La mala calidad del aire parece un problema puntual que asociamos a los picos de contaminación, pero tiene una gran repercusión en nuestro día a día y los neumólogos estamos muy preocupados", subraya la doctora Urrutia. En este sentido, la neumóloga del Hospital de Galdakao se felicita de que las administraciones públicas ya empiecen a contar con la opinión de los expertos a la hora de planificar medidas en materia de sostenibilidad.

"Los ciudadanos y las administraciones públicas pueden hacer mucho para mejorar la calidad del aire que respiramos", recalca el presidente de SEPAR, y recuerda que el Pacto Verde Europeo establece que el continente tenga un balance cero en emisiones para el año 2050. "Ahora tenemos que trabajar para que ese objetivo sea una realidad", anima el doctor Jiménez-Ruiz.

CONTAMINACIÓN TAMBIÉN EN CASA

El responsable de la Unidad de Sueño y Cuidado Respiratorio de Philips Ibérica recuerda que la contaminación no es solo "cosa del tráfico o de las fábricas", sino que también está dentro de los hogares. "Es una realidad poco conocida por los ciudadanos y poco discutida por los neumólogos, pero está ahí", continúa.

Entre los principales factores que contribuyen a una mala calidad del aire dentro de los hogares destacan el tabaquismo, el radón y la quema de biomasa o combustibles de carbón. Para garantizar una buena calidad del aire en las casas, los expertos subrayan la importancia de una correcta ventilación. "Quizá un aspecto positivo de la pandemia de COVID-19 es que hemos empezado a tomar conciencia de lo importante que es ventilar bien", admite Javier González.

En este sentido, los expertos destacan la utilidad de los filtros y purificadores HEPA para mejorar la calidad del aire de espacios pequeños como casas, consultas o escuelas. "Sin embargo, en espacios de grandes dimensiones, como pueden ser oficinas o centros comerciales, hay que trabajar con los sistemas de ventilación para garantizar una buena calidad del aire", matiza González Cappa.

Además, la doctora Urrutia considera que la población tendrá que acostumbrarse a seguir utilizando algunas de las medidas que hemos incorporado durante la pandemia, como el uso de mascarillas en las grandes ciudades cuando los niveles de contaminación sean elevados.

El ciclo de coloquios puesto en marcha por SEPAR y Philips consta de cuatro encuentros con expertos en neumología y patología respiratoria que se celebrarán a lo largo del año y que se centrarán en la relación de la contaminación con enfermedades pulmonares crónicas (EPOC y asma), con las infecciones respiratorias como la COVID-19 y con la calidad del sueño.

Para leer más