Publicado 25/05/2022 14:11

Expertos evidencian el poder contaminante del tabaco en el planeta y exigen financiación de tratamientos farmacológicos

Archivo - Dejar de fumar.
Archivo - Dejar de fumar. - ISTOCK - Archivo

   MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

   Expertos en tabaquismo han evidenciado el poder contaminante del tabaco para el medio ambiente, desde su cultivo hasta que se convierte en colilla (cultivo, producción, distribución), así como el gran número de residuos que genera, y a su vez han exigido la financiación de los tratamientos farmacológicos para ayudar a los fumadores a dejar el consumo de tabaco,

   Así lo ha asegurado el jefe de la Unidad Especializada en Tabaquismo del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid, Carlos Andrés Jiménez-Ruiz, quien ha participado en las jornadas que, ha celebrado dicho hospital, en colaboración con Johnson&Johnson, donde se ha detallado el papel que juegan los diferentes profesionales sanitarios para abandonar el tabaco.

   El experto ha sostenido que el tabaco es la primera causa de muerte evitable en el mundo, ya que anualmente fallecen 56.000 personas por ello, es decir, mil personas a la semana. "Todo fumador debe saber que la decisión más saludable es dejar de fumar. Por ejemplo, si un fumador tiene tensión alta, la mejor solución para mejorar la tensión es dejar de fumar", ha asegurado.

   Jiménez-Ruiz ha destacado que "dejar de fumar es posible", por lo que ha recomendado a la población fumadora acudir a un profesional sanitario y pedir ayuda. "Serán los profesionales (neumología o tabaquismo, entre otros) quienes realizarán el seguimiento adecuado".

   En este sentido, la coordinadora del Grupo de Enfermería de la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica, Paz Vaquero, ha explicado que, como ha refrendado la Organización Mundial de la Salud, el tabaquismo es una enfermedad, por lo que ha detallado el proceso que realiza una Unidad de Tabaquismo. "Son similares a las Unidades de Neumología, el profesional realiza una historia clínica general y una historia clínica específica y posteriormente se les asigna un tratamiento y se les realiza un seguimiento", ha aseverado.

   Sin embargo, los profesionales han criticado la falta de financiación de los tratamientos, puesto que, en la actualidad, existen tres principales tratamientos efectivos contra el tabaco, como ha asegurado Jiménez Ruiz. El tratamiento más accesible para los profesionales es la terapia sustitutiva con nicotina, que son chicles, parches o spray pero no está financiado, al igual que la Citisina.

   No obstante, únicamente está financiado Bupropion "pero es imprescindible que todos lo estén para que los fumadores puedan recibir tratamiento farmacológico y de esa manera que dejen de fumar", ha subrayado Jiménez-Ruiz.

   Por su parte, el experto en tabaquismo de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC), Luis García Moreno, ha calificado de "inexplicable" que el tabaco no tenga financiación porque "el paciente fumador está deseando que alguien le ayuda a dejar de fumar". "Sería impensable no financiar tratamientos en otros tipos de patología, por lo que rechazamos que se hagan patologías de primera y de segunda", ha apuntado.

   Al respecto, ha defendido el papel del farmacéutico en la lucha contra el consumo de tabaco, ya que, a su juicio, tienen una mejor accesibilidad y mayor tiempo para dedicar a los pacientes y también a los usuarios. "Los farmacéuticos somos unos privilegiados porque vemos al paciente de una forma longitudinal", ha apostillado.

FRENAR LAS NUEVAS FORMAS DE FUMAR

   Por su parte, el doctor Carlos Rábade, coordinador de SEPAR, ha comentado que llevan tiempo pidiendo que se equiparen las nuevas formas de tabaco, como los cigarrillos electrónicos, porque alertan de que es una nueva amenaza para aumentar el consumo de tabaco.

   "Necesitamos que haya una nueva ley anti tabaco. Pero no solo vale con la ley, cualquier paquete de medidas se debe aplicar y ejecutarse. Sabemos que no se puede fumar en entornos educativos u hospitalarios pero se incumple la ley. Por ello, se debe hacer cumplir la ley. Las medidas que contempla Sanidad tienen que ir dirigidas a promover que no hayan intentos de abandono en los fumadores y conseguir normalizar la conducta de no fumar", ha manifestado.

   Así pues, Jiménez-Ruiz ha solicitado que se incremente el número de espacios públicos abiertos en los que se prohíba fumar, como las playas, parques infantiles o estadios deportivos, al igual que ha refrendado que se debe regular el consumo, producción y publicidad de los dispositivos electrónicos y de los dispositivos que calientan pero no queman tabaco.

LOS PROFESIONALES DEBEN TENER UNA POSICIÓN MODÉLICA

   Por último, los profesionales también han abordado que deben ser figuras ejemplares porque "un médico no puede decir al paciente que deje de fumar mientras que él es fumador", tal y como ha apostillado Paz Vaquero.

   Sobre este asunto, el coordinador del Grupo de Tabaquismo de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), Raúl de Simón, ha sostenido que "la posición modélica del profesional es importante, aunque ha matizado que "eso no debe quitar para que realicen intervenciones frente al tabaco". Sin embargo, ha reconocido que en la actualidad el colectivo fuma menos y hay una alta tasa de ex fumadores. "Los profesionales ex fumadores deben servir para que los pacientes vean que se puede dejar de fumar", ha sentenciado.

Más información