Publicado 17/06/2022 11:16

Experto dice que la toma de biopsias durante la endoscopia es clave en el diagnóstico de patologías digestivas

Archivo - Endoscopia.
Archivo - Endoscopia. - HOSPITAL LA PAZ - Archivo

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La toma de biopsias durante la endoscopia es fundamental para el diagnóstico de patologías digestivas, según ha dicho el especialista en Aparato Digestivo del Hospital Universitario Virgen de las Nieves (Granada), Juan Gabriel Martínez- Cara, durante su ponencia 'Biopsias en endoscopia: Cuándo, cuántas y de dónde' de la mesa 'Endoscopia de calidad en lesiones digestivas: de lo básico a lo avanzado' del LXXXI Congreso de la Sociedad Española de Patología Digestiva, que se celebra del 16 al 18 de junio en León.

Además, el experto ha presentado las últimas novedades de la Guía de la European Society of Gastrointestinal Endoscopy (ESGE) sobre toma de biopsias en endoscopia digestiva. En concreto, la toma de biopsias es un procedimiento básico en la endoscopia que mejora sustancialmente la capacidad diagnóstica de esta técnica, pero puede condicionar el éxito de un posterior tratamiento endoscópico.

Habitualmente, los especialistas en Aparato Digestivo emplean la biopsia en endoscopia si durante la exploración encuentran características en la mucosa del tubo digestivo que resultan anormales. "Con esta técnica, los profesionales hacen también una valoración histológica que completa la información que necesitamos para realizar un diagnóstico correcto", ha explicado.

No obstante, existen excepciones en las que es mejor no tomar biopsias. Por ejemplo, para facilitar la extirpación de lesiones en bloque que permita una mejor evaluación histológica y valorar si ha sido suficiente el manejo endoscópico como tratamiento definitivo.

Guía ESGE 2021 sobre toma de biopsias en endoscopia digestiva Durante su ponencia, Martínez-Cara también ha ahondado en las últimas novedades de la Guía ESGE, recientemente publicada, donde se establecen recomendaciones basadas en la evidencia científica sobre el protocolo de toma de biopsias en las patologías del trato digestivo alto, bajo y hepatobiliopancreático.

Entre los más importantes, el especialista ha destacado que la toma de biopsias está indicada ante la sospecha clínica de esofagitis eosinofílica incluso cuando no hay hallazgos endoscópicos. Además, ha señalado que los datos actuales no respaldan el seguimiento con evaluación endoscópica e histológica en pacientes que responden a inhibidor de la bomba de protones (IBP), dieta de eliminación o esteroides y mantienen estos tratamientos en la esofagitits eosinofílica.

La neoplasia esofágica precoz se estadifica y, según ha dicho, se trata mejor mediante resección endoscópica, mientras que la toma de múltiples biopsias puede poner en peligro la resección endoscópica subsiguiente al inducir fibrosis submucosa.

Por lo tanto, ante sospecha de lesión esofágica neoplásica susceptible de resección endoscópica, se realizarán una o dos biopsias endoscópicas en las partes más sospechosas de lesión. Al mismo tiempo, y ante un posible caso de linitis plástica gástrica, se recomienda la toma de 10 biopsias sobre la mucosa sospechosa. Y si la biopsia es negativa pero la sospecha persiste, se puede realizar una ultrasonografía endoscópica (USE) y punción aspiración de capas más profundas para el diagnóstico.

Se aconseja, al menos, seis biopsias en diferentes lugares del duodeno en pacientes con sospecha de enfermedad celíaca. En casos determinados, se puede emplear la USE con punción aspiración con aguja fina (PAAF) para el estudio de masas hepáticas.

Para estenosis biliares indeterminadas proximales e intrínsecas, se recomienda la toma de biopsias mediante colangioscopia oral. Y para estenosis distales y extrínsecas, mediante USE-PAAF. No hay diferencias significativas en resultados diagnósticos entre los diferentes tipos de pinza de biopsia.

En pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII), la guía recomienda la pancromoendoscopia basada en colorante o cromoendoscopia virtual con toma de biopsias dirigidas para el seguimiento en el despistaje de displasia. Se recomienda extirpar en bloque los pólipos colorrectales potencialmente malignos cuando sea endoscópicamente factible.

En las lesiones malignas que no se puedan extirpar endoscópicamente debido a sospecha de invasión profunda, se tomarán seis biopsias del foco potencial del cáncer. Para reducir el riesgo de contaminación y siembra de tumores, no se deben reutilizar las pinzas y asas utilizadas en las biopsias o resección resección de lesiones con datos sospechosos de malignidad durante el resto del procedimiento.

Contador