Publicado 15/04/2021 18:24CET

Experto cree que la privacidad del paciente es uno de los retos de los proyectos de interoperabilidad del SNS

Interoperabilidad -
Interoperabilidad - - PHILIPS

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

El especialista de producto de Healthcare Informatics de Philips Ibérica, Raúl Pérez, ha asegurado, durante el transcurso de la XI Reunión del Foro de Interoperabilidad organizada por la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) y patrocinada por Philips, que la privacidad del paciente será uno de los retos que tendrá que afrontar el Sistema Nacional de Salud (SNS) a la hora de llevar a cabo los proyectos de interoperabilidad que se implementarán con ayuda de los fondos del Plan Europeo de Recuperación.

"Vamos a tener que establecer mecanismos para identificar a los pacientes, disponer de un marco legal apropiado que proporcione unas guías claras de autorización para que los profesionales sanitarios puedan acceder a los datos clínicos, desarrollar una transmisión de datos que sea segura y que no se pueda interceptar y, por último, como paciente debo saber quién puede o no acceder a mi información médica", ha destacado Pérez durante la mesa 'El papel de la Interoperabilidad en los proyectos de New Generation EU'.

En concreto, prosigue, estos proyectos van a permitir generar historias clínicas compartidas a nivel regional y nacional, biobancos de información y lagos de datos donde muchos profesionales de la salud de instituciones diferentes tendrán acceso a la información sanitaria, de imagen e incluso genética de los pacientes.

Por ello, los expertos han apostado por poner al paciente en el centro de todo el proceso. "El paciente es el decisor y los proyectos de interoperabilidad que hagamos en el futuro deben tener esto siempre en cuenta", ha reclamado el representante de Philips Ibérica.

Se trata de proyectos como el del historial clínico de salud en el que trabaja la Generalitat de Cataluña, un plan que define un modelo de datos orientado a la persistencia y con un gran componente de interoperabilidad. "Estos modelos de datos nos han de permitir una interoperabilidad real entre los diferentes sistemas tanto de las comunidades autónomas como en la historia clínica europea", ha reconocido el coordinador general de las TIC del Sistema de Salud de la Generalitat de Cataluña, Pol Pérez.

La mesa virtual también ha contado con la participación del presidente de la Comisión de Salud Digital de AMETIC, Carlos Royo, que ha desgranado el macroproyecto con doce líneas estratégicas de actuación diseñado para gestionar la partida del Fondo de Recuperación Europeo destinada a la modernización y el refuerzo del Sistema Nacional de Salud.

"Es algo muy ambicioso y tenemos la necesidad de hacerlo bien. Creemos que existe una responsabilidad con el futuro y con nuestros ciudadanos para dejar un Sistema Nacional de Salud mucho más moderno y sostenible", ha añadido.

La idea fundamental es posicionar a España entre los cinco países tractores en innovación sociosanitaria. "El macroproyecto, que tiene una vida de cinco años, pondrá el foco en la investigación biomédica, en el ámbito asistencial y en el empoderamiento del paciente", ha puntualizado el representante de AMETIC.

COLABORACIÓN DE LAS CCAA PARA DEFINIR LA ESTRATEGIA DEL SNS

En la jornada de inauguración de este foro, el propio Sistema Nacional de Salud quiso poner en valor la colaboración estrecha con las comunidades autónomas para trazar la estrategia de gestión de estos fondos.

"Nos ha ayudado muchísimo la interacción con las comunidades en la definición de los proyectos a los que destinar estos fondos. Esta estrategia busca garantizar un uso ético, equitativo e inclusivo de todas las posibilidades que las tecnologías ofrecen", ha asegurado el director general de Salud Digital y Sistemas de Información del SNS, Juan Fernando Muñoz Montalvo.

En esta colaboración y en el trabajo conjunto ha insistido la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui. "La clave está en el trabajo en común. No debemos perder de vista que nuestra acción debe estar centrada en las personas y, para ello, es positivo adoptar estándares de código abierto para el intercambio de datos sanitarios, buscar sistemas reutilizables y la interoperabilidad de los sistemas de información de salud a nivel estatal e internacional", ha detallado.

Una las herramientas, que puede facilitar el desafío al que se enfrenta el Sistema Nacional de Salud con los diferentes proyectos de interoperabilidad que se plantean, está en manos de Philips. La compañía, a través de 'Philips Interoperability Solutions' (anteriormente 'Forcare'), "optimiza" el flujo de trabajo y mejora la colaboración al permitir un intercambio fluido de datos entre los actores del sistema de salud.

Para leer más