Publicado 29/03/2021 16:55CET

El ECDC concluye que las reinfecciones son "raras" y que las vacunas reducen la transmisión de la COVID-19

Aragón distribuirá esta semana 36.662 dosis de vacunas contra la COVID-19.
Aragón distribuirá esta semana 36.662 dosis de vacunas contra la COVID-19. - GOBIERNO DE ARAGÓN

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo informe del Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) ha evidenciado que las reinfecciones por COVID-19 en personas infectadas previamente es "bastante raro" y que las vacunas consiguen reducir la transmisión del coronavirus.

"Es muy alentador ver que las reinfecciones por SARS-CoV-2 son bastante raras. También acogemos con beneplácito los primeros indicios positivos de que el riesgo de transmisión progresiva parece reducirse en las personas vacunadas. Aunque el efecto de las nuevas variantes preocupantes sobre los patrones de transmisión debe ser monitoreado de cerca, aún esperamos que el número total de infecciones disminuya significativamente a medida que aumenta la cobertura de vacunación", explica la directora del ECDC, Andrea Ammon.

Con respecto a la transmisión de personas previamente infectadas, el ECDC explica que, hasta ahora, ningún estudio midió directamente la transmisión del SARS-CoV-2 de personas reinfectadas a sus contactos. Sin embargo, hubo evidencia que muestra que las reinfecciones son "raras".

"Los estudios que han seguido a personas durante 5 a 7 meses después de la recuperación de una infección por SARS-CoV-2 han estimado que el efecto protector de una infección previa por SARS-CoV-2 es muy alto (81% - 100%) durante ese período", explica el organismo europeo.

Sin embargo, recuerdan que debe tenerse en cuenta que muchos de estos estudios "se llevaron a cabo antes de la aparición de las variantes preocupantes del SARS-CoV-2" y hay pruebas "débiles" de que la inmunidad inducida contra las cepas del SARS-CoV-2 que circulan previamente puede no tener la misma potencia contra las nuevas variantes, en particular las de Sudáfrica y Reino Unido.

Entre las personas vacunadas, esta revisión del ECDC ha motrado que la evidencia del impacto de la vacunación en el riesgo de transmisión está disponible en un solo estudio, lo que sugiere que la vacunación de un miembro del hogar reduce el riesgo de infección en los miembros del hogar susceptibles en al menos un 30 por ciento.

"Existe evidencia de que la vacunación reduce significativamente la infección sintomática o asintomática en individuos vacunados, aunque la eficacia de la vacuna varía según el producto de la vacuna y el grupo objetivo", detallan.

También apuntan que "hay alguna evidencia" de una carga viral más baja y una duración más corta de la diseminación en las personas vacunadas en comparación con las personas no vacunadas, lo que "podría traducirse en una transmisión reducida".

Para leer más