Actualizado 27/02/2015 10:19 CET

Científicos revelan tácticas de los virus de la hepatitis C asociado al sarcoma de Kaposi

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Dos estudios consecutivos de investigadores de los Institutos Gladstone, en San Francisco, California, Estados Unidos, han expuesto nuevas tácticas de batalla empleadas por dos virus mortales: la hepatitis C (VHC) y el herpes asociado al sarcoma de Kaposi (HVSK, pror sus siglas en inglés). En su trabajo, estos expertos detectaron los puntos débiles celulares.

   Publicado en la edición de este jueves de 'Molecular Cell', los investigadores crearon un mapa completo de las interacciones de proteínas --interactomes-- de dónde los virus entran en contacto con las proteínas del huésped durante el curso de la infección.

   A través de estas interacciones de las proteínas, los científicos no sólo tienen una idea de los virus sino que también han descubierto un conjunto común de proteínas del huésped que son blanco de diversas infecciones. Sus resultados sugieren que estas proteínas y los procesos celulares que gobiernan son los más cruciales, es decir, el talón de Aquiles colectivo, tanto para el cuerpo humano como para sus invasores virales.

   "Los virus son herramientas fantásticas para arrojar nueva luz sobre la biología humana --dice Nevan Krogan, investigador principal en el Instituto Gladstone y autor correspondiente de ambos estudios--. Los virus son organismos relativamente simples, a menudo sólo tienen entre 10 a 20 genes, pero causan estragos en nuestro sistema al encontrar proteínas clave y vías funcionales esenciales en todo el importante proceso biológico. Esto nos da una gran comprensión de cuáles son los mecanismos críticos que están siendo secuestrados durante la infección y nos ayuda a desarrollar nuevas estrategas de prevención y detección de la enfermedad".

   En el primer estudio, Krogan, que también es profesor de Farmacología Celular y Molecular de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) y director de la sucursal de la UCSF en el Instituto de California para Biociencias Cuantitativas (QB3), se asoció con la investigadora de Gladstone Melanie Ott, para mapear la interacción entre las proteínas de VHC y las de las células hepáticas humanas que el VHC infecta.

   Su trabajo halló más de 5.000 interacciones de proteínas virus-huésped, que los investigadores redujeron a 139 las conexiones clave que son necesarias para la infección por el VHC, implicando a las 10 proteínas del VHC y 133 proteínas en las células del hígado del huésped.

   Aunque los pacientes se han beneficiado de numerosos avances en el tratamiento del VHC, se sigue sin saber cómo el virus daña el hígado. El mapa interactome del VHC, liderado por los primeros autores Holly Ramage y G. Renuka Kumar, puede ayudar en este frente.

   "Hay muchas cosas que todavía no sabemos sobre el VHC, como la forma en la que infecta la célula, qué proceso interrumpe y por qué es tan dañino para el cuerpo --explica el doctor Ott, profesor de Medicina en la UCSF--. Los interactomes de las proteínas nos ofrece una visión imparcial y global de cómo el virus está afectando a las células infectadas y nos puede ayudar a empezar a responder a muchas de las preguntas importantes. En última instancia, esta información puede llevarnos a nuevos tratamientos preventivos para patologías hepáticas, como la fibrosis y el cáncer".

   Mediante la eliminación de las proteínas del huésped que interactúan desde la célula de una en una, los investigadores fueron capaces de determinar cuál es su contribución al proceso de infección: si las proteínas del huésped fueron secuestrados por el virus y se utilizaron para propagar la infección o si eran parte de un mecanismo de defensa contra el virus. Esto puso de manifiesto un nuevo mecanismo de acogida crítico que el VHC inactiva y usurpa para apoyar su propia supervivencia y reproducción.

   El segundo estudio, una colaboración entre Krogan y Britt Glaunsinger, de la Universidad de California en Berkeley, Estados Unidos, dio lugar a la mayor interactome proteico huésped-virus creada usando el virus del herpes HVSK. Esto dio como resultado 50.000 interacciones de proteínas virus-huésped, aproximadamente 500 de las cuales parecían estar involucrados en la infección viral.

CÁNCER MÁS COMÚN EN PACIENTES CON SIDA

   El VHSK causa el sarcoma de Kaposi, un cáncer que se presenta comúnmente en pacientes con sida, por lo que los investigadores estaban especialmente interesados en dónde están los puntos de interacción por los que VHSK se superpone con los del VIH o el cáncer. Los expertos descubrieron que las proteínas latentes en VHSK, aquellas que están asociadas con el estado activo del virus, manipulan los mismos genes que están mutados en el sarcoma de Kaposi.

   Además, se produjo una superposición significativa entre las proteínas del huésped que se comunicaron con VHSK y el VIH. La intersección entre los dos virus sugiere que estos puntos de interacción de proteínas del huésped son especialmente importantes y, por lo tanto, pueden ser dianas ideales para nuevas terapias más generalizadas para detener la infección.

   "El diseño de un tratamiento que apunte a algunos de estos mecanismos celulares puede ofrecer una solución mágica para combatir la enfermedad, no sólo para el VHSK o VHC, sino para cualquier número de infecciones virales", adelanta el doctor Krogan. "Mediante la identificación de los componentes celulares más importantes que los virus secuestran, podemos diseñar de forma más inteligente medicamentos que atacan los puntos débiles del virus y donde interactúan con el anfitrión", concluye.