Publicado 17/09/2020 7:56:33 +02:00CET

¿Para qué sirve la etiqueta nutricional Nutri-Score?

Nutriscore, etiquetado de alimentos, semáforo
Nutriscore, etiquetado de alimentos, semáforo - CIBEROBN - Archivo

   MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Comer alimentos con una puntuación de calidad nutricional deficiente se asocia con una mayor mortalidad por todas las causas y específicamente por cáncer y enfermedades del corazón, los pulmones y el sistema digestivo, según un estudio publicado por 'The BMJ'.

   Los hallazgos respaldan el uso de la etiqueta Nutri-Score en el frontal del paquete para guiar a las personas hacia opciones de alimentos más saludables y podrían informar las discusiones en curso sobre cómo uniformar los sistemas de etiquetado de alimentos en toda la Unión Europea.

   Se sabe que etiquetar los envases de los alimentos con información nutricional simple y clara ayuda a las personas a tomar decisiones más saludables para prevenir afecciones no transmisibles como enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes.

   Nutri-Score es una etiqueta nutricional simple al frente del paquete que califica los alimentos de acuerdo con su calidad nutricional. Cada producto recibe una letra y un código de color, desde el verde oscuro (A) que indica una mayor calidad nutricional, hasta el naranja oscuro (E), que indica una menor calidad nutricional.

   Nutri-Score se basa en el sistema de perfiles de nutrientes de la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSAm-NPS), que clasifica la calidad nutricional de los productos alimenticios en función de su contenido en energía, grasas saturadas, azúcar, sodio, proteínas, fibras y frutas y verduras, pero se necesita más evidencia antes de que se pueda implementar ampliamente.

   Por lo tanto, un equipo de investigación internacional se propuso determinar si el sistema de perfiles de nutrientes de la Agencia de Normas Alimentarias (FSAm-NPS) está asociado con la mortalidad.

   Sus hallazgos se basan en 501.594 adultos (edad promedio de 52 años) de 10 países europeos que participaron en el estudio de Investigación prospectiva europea sobre cáncer y nutrición (EPIC).

   Se utilizaron cuestionarios para evaluar sus ingestas dietéticas habituales y se calculó un índice FSAm-NPS para cada individuo en función de la calidad nutricional de los alimentos consumidos.

   Cuanto mayor sea el puntaje del índice, menor será la calidad nutricional general de la dieta, como se refleja en una menor ingesta de fibras dietéticas, frutas y verduras y pescado y una mayor ingesta de carne roja y procesada.

   Las puntuaciones del índice fueron más bajas, lo que indica dietas de mayor calidad nutricional en general en España, Grecia, Noruega e Italia, y más altas en el Reino Unido, Suecia, los Países Bajos, Dinamarca, Alemania y Francia.

   Los participantes fueron rastreados durante un promedio de 17 años, tiempo durante el cual los investigadores encontraron que aquellos con un puntaje de índice dietético más alto mostraron un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas, así como mortalidad por cáncer y enfermedades de los sistemas circulatorio, respiratorio y digestivo.

   En términos absolutos, las tasas de mortalidad por todas las causas por cada 10.000 personas durante 10 años fueron de 1.237 en hombres y 563 en mujeres en la quinta parte más alta del índice dietético (menor calidad nutricional) en comparación con 1.008 en hombres y 518 en mujeres en la quinta parte más baja.

   Este es un estudio observacional, por lo que no se puede establecer la causa, y los investigadores dicen que no pueden descartar la posibilidad de que otros factores no medidos (confusión residual) puedan haber influido en los resultados.

   Sin embargo, las fortalezas incluyen el gran número y el largo seguimiento de participantes de diferentes países europeos con diversos antecedentes y patrones dietéticos.

   Y los resultados se mantuvieron prácticamente sin cambios después de un análisis adicional, lo que sugiere que los hallazgos resisten el escrutinio, añaden.

   Como tal, dicen que estos hallazgos "añaden apoyo a la relevancia del uso de la FSAm-NPS (y la etiqueta Nutri-Score derivada) para caracterizar opciones de alimentos más saludables como base para las políticas nutricionales de salud pública en Europa".

   "Esto es importante teniendo en cuenta los debates en curso y futuros a nivel de la UE sobre la uniformidad de los sistemas de etiquetado de alimentos en la parte frontal del envase de los productos alimenticios", concluyen.

Contador

Para leer más