Preparar las comidas navideñas con más de 48 horas de antelación puede aumentar el riesgo de intoxicaciones alimentarias

Publicado 27/12/2013 11:13:24CET
Nevera, Comida, Obesidad
FLICKR/GREENCOLANDER

MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Silestone ha avisado de la importancia de no conservar las comidas navideñas que hayan sido preparadas con más de 48 horas de antelación con el objetivo de evitar posibles intoxicaciones alimentarias.

Y es que, la mayor parte de los españoles suelen conservar las sobras de las comidas y cenas navideñas, por lo que es "esencial" que se tomen las medidas correctas para evitar que los alimentos se contaminen y causen algún tipo de intoxicación.

En este sentido, el Instituto ha aconsejado guardar las sobras en 'tupper' distintos a los recipientes que se han utilizado para cocinar, taparlos herméticamente, envolverlos con papel de plástico de cocina y anotar la fecha de cocinado.

Asimismo, prosigue, el recalentado se debe realizar a fuego lento hasta que el corazón de la elaboración esté caliente y, siempre que a la elaboración no le afecte, podrá llegar a la ebullición. Además, ha subrayado la importancia de que se descarten los guisos que presenten síntomas sospechosos, color extraño, mal olor o textura más tierna de lo normal.

Para platos de consumo frío, el Instituto ha recomendado introducir la ración en un recipiente limpio, cerrarlo herméticamente, conservarlo en el frigorífico y sacarlo justo antes de volverlo a consumir.

Finalmente, ha recordado que las comidas calientes hay que dejarlas enfriar previamente a temperatura ambiente, no más de una hora, y que se deben evitar las elaboraciones a base de huevo, muy especialmente si es crudo (sin tratamiento térmico) como salsas mahonesas.