Nuevas evidencias sobre los beneficios de la dieta mediterránea y el ejercicio físico

Dieta mediterránea, aceite de oliva
Reuters - Archivo
Actualizado 05/11/2018 11:34:51 CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Llevar a cabo una dieta mediterránea baja en calorías y practicar todos los días ejercicio físico ayuda a perder peso, reducir el riesgo cardiovascular y mantener estos beneficios al cabo de un año en pacientes con sobrepeso u obesidad y síndrome metabólico, según los resultados del estudio 'Prevención con dieta mediterránea-Plus' ('Predimed-Plus'), llevado a cabo por investigadores del CIBEROBN y la Unidad de Nutrición Humana de la URV, junto a otros 23 grupos de investigación.

Para llegar a esta conclusión, publicada en la revista 'Diabetes Care', se ha evaluado a más de 600 pacientes de entre 55 y 75 años que tenían obesidad o sobrepeso y síndrome metabólico, es decir, que presentaban tres o más factores de riesgo cardiovascular, entre los que se incluyen obesidad abdominal, presión arterial alta, niveles de azúcar en sangre elevados, triglicéridos altos y colesterol HDL bajo.

En la actualidad, a este tipo de pacientes, especialmente a aquellos que tienen síndrome metabólico, se les recomienda perder peso mediante un cambio en el estilo de vida para reducir el riesgo cardiovascular, si bien no se ha demostrado que este efecto se mantenga a largo plazo. Por ello, los expertos han querido ahora analizar durante un año los cambios en el peso corporal, la acumulación de grasa y diferentes marcadores de riesgo cardiovascular en 626 pacientes.

Así, han comprobado que la intervención sobre el estilo de vida que se plantea en el estudio es eficaz para una pérdida de peso clínicamente significativa y su mantenimiento posterior. De hecho, a los 12 meses después del estudio, un 33,7 por ciento de los pacientes que siguieron la dieta mediterránea hipocalórica y practicaban ejercicio diario, registró al menos un cinco por ciento de pérdida de peso.

Del mismo modo, los participantes presentaron también mejoras en los parámetros de control del metabolismo de la glucosa y algunos marcadores de inflamación respecto al grupo de pacientes que no seguía esta dieta. Además, en aquellos pacientes con diabetes o con riesgo de padecerla, los beneficios de este cambio en el estilo de vida fueron especialmente superiores en cuanto al control de la glucosa.

Contador