Novedades sobre control natural del apetito, prometedoras en la lucha contra la obesidad

Archivo - Comiendo patatas fritas.
Archivo - Comiendo patatas fritas. - ISTOCK - Archivo
Publicado: miércoles, 27 marzo 2024 15:39

MADRID, (EUROPA PRESS)

   Científicos del Trinity College de Dublín (Irlanda) y de las facultades de Medicina de las universidades estadounidenses de Princeton y Harvard han descubierto en un estudio pionero nuevos 'secretos' recién sobre el control natural del apetito, que resultan prometedores en la batalla contra la obesidad y la diabetes de tipo 2, según publican en la revista 'Nature Metabolism'.

   Así, el nuevo estudio demuestra que la metformina y los alimentos sólidos aumentan el factor de reducción del apetito (Lac-Phe) en el organismo, mientras que las bebidas azucaradas tienen un efecto mínimo.

   La obesidad es un factor clave de la diabetes de tipo 2, y el informe de Eurostat de 2022 reveló que 1 de cada 5 adultos irlandeses es obeso. De hecho, los casos de diabetes en el mundo se han triplicado con creces en los últimos 20 años, junto con el aumento de la obesidad. El coste de la gestión de la diabetes representa aproximadamente el 9% de los presupuestos sanitarios de los Estados miembros de la UE, con un total de 149 000 millones de euros en 2019.

   La diabetes no tiene cura y cada año mueren en Europa 114 000 personas por complicaciones relacionadas con la enfermedad.

   Los científicos presentan hoy nuevos datos sobre los efectos beneficiosos de la metformina, un medicamento ampliamente utilizado en los pacientes con diabetes de tipo 2. La metformina es descrita por algunos como un "medicamento milagroso", aunque todavía no sepamos exactamente cómo funciona.

   Este estudio demuestra que la metformina aumenta la cantidad de un factor supresor del apetito llamado lactoil-fenilalanina (Lac-Phe), identificado en 2022 como un supresor natural del apetito, y que se sabe que aumenta con el ejercicio vigoroso.

   Los científicos sondearon los datos de otros estudios en los que participó un gran número de pacientes, para demostrar de forma concluyente que los niveles de Lac-Phe aumentan después de que los individuos tomen metformina. Este trabajo abre una nueva vía para desarrollar tratamientos específicos contra la obesidad.

   Barry Scott, primer autor de la investigación, es un antiguo corredor de bolsa y ahora doctorando en la Facultad de Bioquímica e Inmunología del Trinity Biomedical Sciences Institute (TBSI). Afirmó: "Tengo la esperanza de que nuestra investigación pueda tener una gran repercusión.La metformina es el fármaco más recetado para la diabetes de tipo 2, y es muy segura y bien tolerada.No se sabía cómo afectaba la metformina al apetito, pero este trabajo demuestra que su influencia sobre la Lac-Phe es una parte clave de su efecto inhibidor del hambre".

   El equipo también descubrió que la Lac-Phe aumenta después de comer, por lo que contribuye a la sensación de saciedad tras una comida.

   David Finlay, catedrático asociado de Inmunometabolismo del Trinity, que codirigió el trabajo con la profesora Lydia Lynch, de las facultades de Medicina de Princeton y Harvard, afirmó: "Nuestro estudio demuestra que el tipo de alimentos que se comen importa.Por ejemplo, comer dátiles ricos en azúcar provocó un aumento inmediato y considerable de Lac-Phe, mientras que beber una bebida rica en azúcar no lo hizo. Esto podría ayudar a explicar por qué las calorías líquidas pueden provocar obesidad".

   Según la profesora Lydia Lynch:"Identificar los factores que controlan el apetito y la saciedad tras una comida es importante para ayudarnos a comprender y, en última instancia, tratar la actual epidemia de obesidad.Comprender mejor las acciones de Lac-Phe puede conducir a una nueva clase de fármacos seguros y eficaces contra la obesidad."

Contador