Publicado 15/01/2021 17:04CET

Investigadores del Reino Unido estudian qué hora del día es la más adecuada para comer y prevenir la diabetes tipo 2

Comer, repetir la comida, dolor.
Comer, repetir la comida, dolor. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / NICOLETA IONESCU

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Surrey (Reino Unido) van a llevar a cabo un estudio para saber la hora del día en la que es más adecuado comer para reducir factores de riesgo como la obesidad y niveles de colesterol que normalmente se asocian con el desarrollo de diabetes tipo 2.

El equipo de investigadores también investigará por primera vez, a través de una serie de entrevistas con los participantes y sus amigos y familiares, el impacto de tales cambios en la vida familiar, los compromisos laborales/sociales.

Tal y como han publicado los expertos en la revista 'Nutrition Bulletin', durante el estudio, que durará 10 semanas, 51 participantes de entre 18 y 65 años que han sido identificados con un riesgo alto de desarrollar diabetes tipo 2 se dividirán en tres grupos. Al primero, un grupo de control, se le pedirá que no cambie sus hábitos alimenticios; el segundo grupo deberá restringir sus horas de comer durante el día entre las 7.00 horas y las 15.00 horas; y el tercer grupo limitará su tiempo para comer entre las 12.00 y las 20.00 horas.

Los participantes asistirán regularmente a la Unidad de Investigaciones Clínicas de Surrey para controlar su presión arterial, circunferencias de cintura y cadera y proporcionar muestras de sangre y orina. Un dietista registrado también utilizará un equipo de seguimiento ocular especializado para analizar la dirección de la mirada de los participantes para identificar y monitorear cualquier cambio en las preferencias alimentarias durante el transcurso de la intervención.

Los investigadores examinarán en detalle los resultados recopilados de dichas visitas para determinar si cambiar la hora en que se consumen las comidas a más temprano o más tarde en el día podría reducir los factores de riesgo asociados con la diabetes tipo 2.

"Los posibles beneficios de alterar los horarios de las comidas, como la pérdida de peso, se han vuelto cada vez más tópicos en la investigación relacionada con la nutrición. Sin embargo, todavía quedan muchas preguntas sin respuesta y esperamos contribuir a este campo de investigación mientras descubrimos si la alimentación con restricciones de tiempo puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades a largo plazo como la diabetes tipo 2, y qué tan factible es seguir esta dieta en la vida real", han argumentado los investigadores.