Publicado 26/01/2021 11:31CET

Investigadores del IHSM participan en un proyecto europeo para obtener frutos rojos más nutritivos

Imagen de archivo de frutos rojos, producto destacado de las exportaciones agroalimentarias andaluzas.
Imagen de archivo de frutos rojos, producto destacado de las exportaciones agroalimentarias andaluzas. - EXTENDA - Archivo

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) La Mayora, instituto mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Málaga (UMA), participa en el proyecto europeo 'BreedingValue' para obtener fresas, frambuesas y arándanos más nutritivos y mediante una producción sostenible en Europa.

Concretamente, el proyecto, dotado con 7 millones de euros, se basa en desarrollar nuevas estrategias de cultivos para obtener bayas mejor adaptadas a cambios en el medioambiente, así como frutos con mejores propiedades nutricionales y organolépticas. Así, se pretende tener un mejor conocimiento a nivel molecular de los mecanismos adaptativos de la planta a los cambios medioambientales, además de conseguir mejor calidad del fruto.

En los últimos años, ha habido un incremento de la demanda de frutos de bayas en Europa por parte del consumidor, debido, en parte, a sus conocidas propiedades antioxidantes, como las chalconas, flavonas y antocinaninas, vitamina C, fibra y minerales, que hacen que su consumo se recomiende como protector cardiovascular y frente a la hipertensión arterial. Además, protege frente a infecciones como la cistitis.

Sin embargo, la producción del cultivo de estos frutos se ve afectada tanto por los cambios medioambientales asociados al cambio climático como por la preservación del medio ambiente. "Este hecho hace que sean necesarios nuevos sistemas de cultivo", especifican desde el IHSM. "Los cultivos de baya tienen una limitada tolerancia a la contaminación que afecta, además, a la calidad del fruto, factor importante que determina el éxito o no en el mercado", añaden.

Así, BreedingValue es una iniciativa multidisciplinar que cuenta con la colaboración europea de 20 socios de ocho países diferentes, coordinados, en los próximos cuatro años, por la Università Politecnica Delle Marche en Ancona (Italia). La investigadora del IHSM, la doctora Sonia Osorio, que además es investigadora principal, ha explicado que "este trabajo multidisciplinar tiene como uno de los objetivos la mejor caracterización a nivel molecular del material génico disponible en los bancos de germoplasma en relación a mejor adaptación de la planta a cambios medioambientales, mejora en la calidad de fruto y mejor aceptación del consumidor de éste".

BreedingValue cuenta con la participación de grupos de investigadores de Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Noruega, España, Turquía y Reino Unido para mejorar a nivel científico el cultivo de fresa, frambuesa y arándano del futuro.