Publicado 07/02/2017 14:36:55CET

La industria de bebidas refrescantes reduce un 23% el azúcar en 2005-2014 y supera el objetivo europeo

Refrescos, botellas, chapas
PIXABAY

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La industria de las bebidas refrescantes española ha reducido en un 23% el azúcar puesto en el mercado desde 2005 hasta 2014, superando ya el objetivo fijado este martes por la patronal europea, UNESDA, que se ha marcado una disminución del 22% en el periodo 2000-2020.

La reducción conseguida ya en el conjunto de Europa es del 12%, lo que posiciona a España como un país destacado en el continente en cuanto a disminución de azúcares y calorías, según ha informado la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA).

Esto ha sido posible en el marco de la Estrategia NAOS promovida por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición del Ministerio de Sanidad, que ha alentado a las empresas a trabajar con las autoridades para adoptar acciones voluntarias con el objetivo común de revertir el incremento de la obesidad.

El compromiso de la industria europea responde a las nuevas demandas de los consumidores, que prefieren alimentos y bebidas con menos azúcar.

Para alcanzar el nuevo objetivo a 2020, que abarca un mercado de 500 millones de consumidores, el sector se compromete a seguir apostando por la innovación, la diversidad de formatos y por destinar más recursos a la promoción de bebidas con menos contenido en azúcar.

El compromiso de UNESDA responde a la petición de la Unión Europea a la industria alimentaria para reformular y reducir el azúcar de sus productos.

En este sentido, el sector de bebidas refrescantes europeo se convierte en el primero en presentar un objetivo conjunto específico, acorde con las peticiones de la UE.

En Europa, entre 2000 y 2015 el azúcar ha disminuido en un 12%. El sector se fija un 10% adicional hasta 2020, con el objetivo de llegar en esa fecha a una reducción del 22%.

El director general de Anfabra, Josep Puxeu, ha resaltado la importancia de adquirir compromisos voluntarios y los avances conseguidos hasta el momento.

"La industria de las bebidas refrescantes está centrando sus esfuerzos en la innovación, la oferta variada de productos, la reducción de azúcar y la educación en hábitos saludables. Los resultados hasta el momento han sido altamente positivos, lo que nos sitúa por delante de la media europea, y seguimos trabajando en nuevos retos", ha resaltado.